250 años de ópera en A Coruña

César Wonenburger

A CORUÑA CIUDAD

PACO RODRÍGUEZ

Se cumplen dos siglos y medio de la creación del primer teatro lírico, el que construyó el italiano Nicola Setaro

04 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace 250 años, A Coruña contaba ya con un teatro de ópera. Desde 1768, el público de la ciudad pudo disfrutar de las primeras representaciones líricas sin distinciones de clase. Hasta la Ilustración, la sociedad había convivido en espacios como iglesias o plazas públicas, pero con la edificación del primer teatro lírico los coruñeses de cualquier condición, comprando una entrada, pudieron disfrutar de un lugar en el que mostrar abiertamente sus relaciones.

Y todo gracias al empeño de un auténtico aventurero, mitad artista mitad empresario, un visionario que, partiendo de una pequeña localidad italiana, Somma (Nápoles), se propuso como objetivo llevar la ópera italiana por el mundo.

Antes de llegar a A Coruña, Nicola Setaro ya había probado fortuna primero como cantante, actuando en distintas ciudades de Italia y Austria, de Pésaro o Venecia hasta Viena. Pero fue en 1750, después de instalarse en Barcelona para ofrecer distintas actuaciones al frente de su propia compañía de canto, cuando se decidió a emprender, convirtiéndose incluso en promotor en la construcción de teatros en los que ofrecía su repertorio. En 1762, ya era el principal empresario del Teatro do Corpo da Garda, en Oporto, y de ahí, en compañía de su familia, daría luego el salto a Santiago, A Coruña y Ferrol.