Antonio Garrigues Walker: «Jugar al fútbol es lo único que he hecho bien»

El jurista y presidente de honor del comité español de Acnur haabló de «Un nuevo orden mundial y español» y asegura que «el derecho al pesimismo no existe»


A Coruña / La voz

Suele lanzar globos terráqueos a los asistentes a sus charlas para dejar claro que «tener una mente global es muy importante». Ayer se le olvidaron. Antonio Garrigues Walker (Madrid, 1934) habló en la sede del Colegio de Abogados, invitado por la Academia Gallega de Jurisprudencia y Legislación, sobre Un nuevo orden mundial y español. «En España tenemos que empezar a preocuparnos de lo que pasa en el mundo, tanto como de lo que pasa en España, porque son cosas que nos afectan en todos los sentidos, sobre todo en el tema económico.

-Ese nuevo orden del que habla, ¿supone muchos cambios?

-Estamos viviendo cambios tecnológicos profundísimos como la manipulación genética, la inteligencia artificial, la robótica... Los científicos y los tecnólogos deberían hacer una labor divulgativa más importante para explicarnos que significa todo eso. Se han producido cambios que hace 20 años habríamos dicho que eran imposibles, pero han sido posibles y seguimos siendo apasionados del fútbol, gente como yo sigue llevando corbata...

-Usted casi acaba de futbolista.

-Estuve a punto, a punto. Hubiera sido un magnífico futbolista. Creo que jugar al fútbol es lo único que he hecho bien en mi vida [risas].

-Tenía un contrato para jugar en el Atlético de Madrid.

-Mi padre me dijo que lo rompiera y me dedicara a otras cosas. Siempre he pensado qué hubiera pasado de mi vida si me hubiera dedicado al fútbol.

-¿Por qué insiste tanto en la necesidad de pensar globalmente?

-Es necesario que seamos conscientes de que estamos en el mundo, en un ambiente global. A mí me encantaría que a los jóvenes se les educara en esa idea, aunque el déficit idiomático es notorio: hay que conocer y hablar más idiomas, eso es importante.

-Lo intentó con el alemán, ¿no?

-Y no me va bien, de hecho me han suspendido.

-Será de los pocos suspensos...

-¡Que va! En términos de fracaso puedo contar una cantidad de fracasos maravillosos, empezando por la política que fue un fracaso esplendoroso.

-¿Qué les diría a quienes quieren «bajarse» de este mundo?

-No sé por qué lo hacen. Del mundo nunca hay que bajarse, todos queremos vivir más... No puedo con los pesimistas. Estamos viviendo un mundo donde, por la complejidad, el derecho al pesimismo no existe, nadie tiene que arrojarse el derecho al pesimismo. Conozco a mucha gente que le encanta presumir de pesimista y dramatizar las situaciones cuando objetivamente no tendrían el menor derecho a hacerlo. Puede haber gente que debido a la pobreza, a la situación dramática de su vida, como los refugiados o los emigrantes, tengan derecho al pesimismo pero la mayoría de nosotros no tiene el menor derecho y ejercitarlo de manera irresponsable es un error muy malo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Antonio Garrigues Walker: «Jugar al fútbol es lo único que he hecho bien»