Primer alcalde coruñés de la democracia

La capilla ardiente del político nacionalista quedará instalada mañana a las 11 en el Concello de A Coruña, donde será despedido


A coruña / La Voz

«Era un home relativamente discreto, aínda que fora alcalde da Coruña, que é un posto de gran relevancia, pero nel non había esa sobreactuación que pode haber en moitos políticos». Esto decía el exparlamentario del BNG Jesús Veiga hablando de Domingos Merino, fallecido en la tarde de este miércoles después de varios años de lucha contra el párkinson. Veiga, que había compartido escaño en el Parlamento con Merino, destacaba «a súa gran xenerosidade política, a honradez e unha gran capacidade para o traballo en grupo».

El que fue primer alcalde democrático de la ciudad después de la dictadura volverá mañana al palacio de María Pita, donde sus restos serán recibidos a las diez de la mañana. Una hora más tarde abrirá la capilla ardiente, que podrá ser visitada hasta las 16.00 horas, «momento no que haberá un acto de despedida que contará coa intervención do alcalde, Xulio Ferreiro», indicaron anoche desde el Ayuntamiento.

«Era unha persoa excelente, honrada, lista, que sendo alcalde recibiu descargas de todas as formacións dende a dereita e tamén dende o PSOE», evocaba Camilo Nogueira, con quien el fallecido también compartió escaño en el Parlamento gallego. Después de destacar que no solo habían sido compañeros en la política, sino también amigos, Nogueira apuntaba que el que fue alcalde desde el 19 de abril de 1979 hasta su dimisión, el 26 de febrero de 1981, «foi un político que abriu camiños na Coruña».

Esto último también lo destacaban desde el BNG, recordando «o seu papel democratizador no Concello coruñés, abrindo as portas á participación cidadá, facilitando a súa asistencia con plenos vespertinos, e foi pioneiro tamén na utilización da lingua galega no pazo de María Pita». La colocación de la bandera gallega en el Concello fue otra de las novedades introducidas por un regidor que llegó al cargo encabezando la lista de Unidade Galega, con la que obtuvo cinco concejales. Eran uno menos que el PSdeG-PSOE, aunque el llamado Pacto del Hostal le permitió a Merino llegar a la alcaldía a cambio del apoyo a los candidatos socialistas en las de Vigo y Ferrol. Para la portavoz nacionalista, Ana Pontón, este político del barrio de Monte Alto fue «un galego de nación que amou e defendeu o seu país».

Tras su etapa en la alcaldía, Merino fue secretario general y diputado en el Parlamento gallego por el PSG-EG, en 1991. Más tarde se integró en el BNG, con el que fue de nuevo diputado en dos legislaturas y además ocupó el cargo de vicevaledor do pobo.

Una de las aficiones de Domingos Merino era el ajedrez, y de hecho fue campeón de Galicia en varias ocasiones.

José Manuel García, portavoz del grupo municipal del PSOE, expresó «el profundo pesar de los socialistas por el fallecimiento de Domingos Merino» y trasladó «a sus familiares y amigos» sus condolencias «en este momento tan duro». Anunció asimismo la participación en los actos de despedida. También estarán presentes concejales y cargos del PP, para cuyo grupo municipal «Domingos Merino es parte de la historia de la ciudad». «Sentimos su fallecimiento y agradecemos su entrega durante los dos años que fue alcalde».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Primer alcalde coruñés de la democracia