Olas de nueve metros cercaron el paseo

El mar llegó a la carretera de San Roque, a la altura de la Hípica y superó el dique de abrigo

TEMPORAL EN EL MAR. OLAS. RIAZOR ESCLAVAS
TEMPORAL EN EL MAR. OLAS. RIAZOR ESCLAVAS

A Coruña / La Voz

La profunda borrasca ubicada en Islandia trajo olas de hasta 19 metros hasta la costa de A Coruña (9 en el paseo marítimo). Este registro se recogió en la boya que Puertos del Estado tiene fondeada en las proximidades de las instalaciones de punta Langosteira. Pero a pesar de tan intenso mar de fondo los dos barcos que operaban en el puerto exterior pudieron desarrollar sus operaciones con total normalidad.

No ocurrió así en los muelles urbanos. De hecho, el granelero Minoan Grace, de casi 200 metros de eslora y de bandera de Malta, tuvo que pedir ayuda a los Prácticos del Puerto y a los remolcadores para que le empujasen ante la posibilidad de romper amarras cuando se encontraba atracado en el muelle Centenario Norte.

 Además, si el martes ya habían fondeado ocho buques tanque y un granelero a la espera de que amainase el temporal para poder acceder al puerto, durante la madrugada y la mañana de ayer arriaron sus anclas en el fondeadero otros dos mercantes. El mar de fondo también impidió salir a faenar a la práctica totalidad de la flota con base en la dársena coruñesa, tanto la del arrastre del día como la de bajura.

Incidencias en la ciudad

El Ayuntamiento tuvo que precintar y prohibir el acceso a los arenales de Riazor, Orzán, As Lapas y San Amaro. También cerró el paso a las zonas costeras de mayor riesgo, el área del Millenium, San Roque, Las Esclavas, la zona de la Torre, punta Herminia, y el Puerto precintó el acceso al dique de abrigo.

Pero además, desde las 15.00 horas y durante la pleamar, la Policía Local, con el apoyo de Protección Civil y de los bomberos, prohibió la circulación de vehículos desde el obelisco Millenium hasta Rubine. Los agentes tampoco permitían el paso a los peatones por el paseo marítimo desde el edificio de Hacienda hasta San Roque de Afuera.

El tráfico de vehículos y de peatones también fue prohibido durante la marea llena desde la rotonda ubicada a la altura de la residencia de la tercera edad Torrente Ballester hasta el edificio del Oceanográfico, en sentido a la torre de Hércules.

El oleaje alcanzó ayer en las zonas más próximas a las playas y las zonas costeras picos desde 6 hasta 9 metros de altura que impactaba con fuerza contra tierra.

Duna, paseo y viales

De hecho, cuando repuntó la marea, sobre las cuatro y media de la tarde, la resaca superó la duna de la playa de Riazor, que quedó reforzada el pasado martes después de que el anterior temporal le rebajase la cresta, y llegó hasta el paseo marítimo, a la altura de Rubine.

El fuerte oleaje también superó el muro de San Roque de Afuera y en algún momento cubrió la calzada en ambos sentidos. Lo mismo ocurrió en el paseo marítimo, a la altura de la Hípica, e imponentes olas superaron la altura del dique de abrigo y cayeron con fuerza en el paseo peatonal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Olas de nueve metros cercaron el paseo