La Xunta ve «inviable» la creación de un consorcio gestor de los terrenos del Puerto

B. CApelán A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

CESAR QUIAN

Rosa Quintana afirma que las bases del acuerdo estarán listas «nunhas semanas»

06 dic 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Pese a que no se descarta la fórmula de un consorcio que gestione la urbanización de los terrenos del puerto interior coruñés, la Xunta considera este modelo «inviable», apoyándose en ejemplos como los de Bilbao o Valencia, que supusieron enormes costes económicos y obligaron a reformular ambos proyectos. La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha asegurado que la Xunta estará presente en la fórmula administrativa que gestione los muelles coruñeses, independientemente de cuál fuese el ente resultante.

En unas semanas, tal y como aseguró ayer Quintana en el Parlamento gallego, estarán redactadas las bases del acuerdo entre la Xunta y Puertos del Estado para garantizar la titularidad pública de los terrenos de Calvo Sotelo y Batería. Según la conselleira, todo marcha según la hoja de ruta trazada por Núñez Feijoo y el presidente de Puertos, José Llorca, en la reunión que mantuvieron en A Coruña el pasado 10 de octubre. El acuerdo pasa por garantizar la seguridad y viabilidad económica de la Autoridad Portuaria y el correcto desarrollo de la actividad en punta Langosteira.

Fue el diputado socialista Juan Díaz Villoslada quien planteó en el Parlamento la creación de un consorcio, la misma fórmula defendida por el gobierno local para la gestión de la fachada marítima. Villoslada lamentó la confrontación política resultante del acuerdo entre Feijoo y Llorca y criticó la exclusión del Ayuntamiento de dicha reunión. «Hai que facer un chamamento para entenderse e a formación dun consorcio público debe ser a que lidere os traballos necesarios para unha correcta desafectación dos terreos e a necesaria reordenación», destacó el diputado socialista. Villoslada puso ejemplos en otras ciudades españolas con consorcios similares, como Bilbao o Barcelona. También criticó el socialista las gestiones del presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, para subastar «os terreos da Solana e do Finisterre ao mellor ofertante».