La ciudad se echó a las calles bajo el lema: «Sempre libre e viva»

Distintos actos reivindicaron la erradicación de la violencia machista


A Coruña / La VOz

Más de 17.500 metros de cinta, 2.500 adhesivos, más de 10.000 chapas, 10.000 posavasos, 5.000 manteles y 2.700 camisetas. Son las cifras que deja la campaña A Coruña en negro contra as violencias machistas. El objetivo de estos números son evitar los siguientes: 90 feminicidios y 4 menores asesinados como consecuencia del machismo en lo que va de año; 574 mujeres muertas, de las cuales 40 eran gallegas, en los últimos 10 años.

 La ciudad se echó este 25 de noviembre a la calle. El color fue el negro, y el mensaje, «ni una menos». Casi un millar de personas se concentraron contra la violencia machista al mediodía en la plaza de María Pita, que observaba desde lo lejos, lanza en mano, el transcurso del acto. Durante el tiempo que duró la concentración se repartieron gratuitamente todos los materiales de la campaña. En cuestión de minutos la plaza se llenó de personas con camiseta negra y lemas como «A Coruña en negro» o «Contra as violencias».

«A pesar de levar anos lexislando a favor da igualdade desde todos os niveis de goberno, consideramos que os esforzos non son suficientes», señaló Xulio Ferreiro durante la lectura del manifiesto. El alcalde pidió consenso político para dotar a los equipos especializados de los medios necesarios. En el acto estuvieron presentes representantes de todas las fuerzas municipales.

Mención al crimen de Monte Alto

Durante la lectura del manifiesto, Xulio Ferreiro quiso recordar también el caso de la mujer que fue asesinada por su yerno en Monte Alto y que no fue catalogado como un caso de violencia machista. «As cifras oficiais non contabilizan nin a metade dos casos», dijo el alcalde. También recordó el caso de menor que murió a manos de su padre en Oza-Cesuras. No hubo ninguna mención oficial -pero seguro que estuvo muy presente, sobre todo entre sus compañeros socialistas- a la recientemente fallecida Olga Patiño, presidenta del Observatorio por la Igualdad y asidua a este tipo de concentraciones.

Por la tarde, el Obelisco fue el escenario de la otra gran concentración del día. Diferentes colectivos se reunieron y el violeta sustituyó mayoritariamente al negro. El procedimiento fue similar al de la mañana: se leyeron manifiestos y se corearon consignas.

Los concellos, concienciados

Muchos concellos de la zona también quisieron mostrar su repulsa a la violencia machista con diferentes actos, muchos de ellos dentro de la campaña Galicia en negro. En Culleredo, por ejemplo, unas 250 entidades y negocios se implicaron en la iniciativa, además de los centros educativos y sociales.

Por otro lado, ayer se realizó una carrera de ocho kilómetros organizada por el Consorcio de As Mariñas. Transcurrió por los concellos de Culleredo, Oleiros y Cambre, partiendo del edificio de Servizos Múltiples de O Burgo. Todo es poco para, algún año, no tener que salir a la calle y gritar: «Sempre libre e viva».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La ciudad se echó a las calles bajo el lema: «Sempre libre e viva»