«Dije que no iba a caer en el Black Friday, pero no me pude resistir»

Los descuentos y las ofertas fomentaron el consumo y masificaron los comercios


A Coruña / La Voz

Habrá a quien le guste y a quien no. Pero ya es una realidad. El Black Friday ya no es un recurso de unos pocos. Prácticamente todos los negocios de la ciudad ofrecieron ayer descuentos. La respuesta, como era de esperar, fue masiva. Y eso que la lluvia hacía presagiar que muchos establecimientos, sobre todo los del centro, perderían clientes. No fue así.

«Aínda menos mal que chove, que así podes camiñar sen bater coa xente», señalaba Manuel, que buscaba por la plaza de Lugo un anorak para el invierno: «Xa era hora de que fixera frío. O que pasa é que non todos os abrigos están rebaixados. Hai que fixarse ben».Desde el pequeño comercio a las grandes multinacionales. Nadie dejó pasar la ocasión de colgar del escaparate un cartel con fondo negro y números blancos. «No damos hecho. Han llamado a gente que viene solo en rebajas para trabajar y aún así nos quedamos cortos», señala un trabajador de una tienda de ropa.

Las grandes superficies fueron las triunfadoras del día. «Dije que no iba a caer en el Black Friday, pero no me pude resistir», confesaba una joven que acaba de comprar unas zapatillas en El Corte Inglés de Marineda. «No me gusta nada este tipo de días, pero necesitaba calzado nuevo y por qué no iba a aprovechar el precio», continúa.

El motor de esta celebración fueron, sin duda, las tiendas de calzado y moda. Pero los electrodomésticos también se llevaron un buen pedazo del pastel. «Necesitábamos una tele nueva. Pensábamos comprarla en Navidad, pero nos avisaron de las ofertas y decidimos venir», señalaban Sara y Julián, un matrimonio larachés. Desde ayer disfrutan de una pantalla de 50 pulgadas por 450 euros.

La lluvia desvió el flujo de compradores del centro a las grandes áreas

«Es una pena que lloviese, pero creo que, pese a todo, funcionó», asegura la presidenta del Distrito Picasso, Belén Chaver. Su asociación de comerciantes comprende la mayor parte del Ensanche coruñés. «No soy muy fan, pero son los tiempos que tocan», continúa. La plaza de Lugo, por ejemplo «estaba llena». Por otro lado, Belén Chaver cree que este tipo de jornadas perjudican al mercado navideño.

La lluvia condujo a muchos compradores camino de los centros comerciales. En Marineda City todos los accesos estuvieron congestionados durante gran parte del día. «Ha habido mucha gente en las instalaciones desde primera hora de la mañana y la afluencia ha sido intensa todo el día», señaló Ana López, gerente de Marineda, que se marca como objetivo «superar las cifras del año pasado, tanto en ventas como en visitas y, desde luego, en descuentos».

Hoy continúan los descuentos en la gran mayoría de establecimientos del centro comercial. «La valoración, por el momento, es muy positiva en todos los sentidos», dice Ana López.

Comprando en el móvil

Ayer hubo tiendas en las que era difícil entrar u ojear sus estanterías. Un claro ejemplo fueron las marcas del grupo Inditex, que ofrecía un 20 % de descuento en todos sus productos hasta las doce. Ante la larga cola para pagar, hay quien se las ingenia para ahorrar tiempo y estrés. Es el caso de Alba Lorenzo, una joven que aprovechaba ayer las ofertas de Zara en Marineda. «Miro lo que me gusta, apunto la referencia en la aplicación y lo compro todo por Internet directamente», señala. Esta mecánica la conoce bien: «Ya sé que talla necesito y si cojo varias cosas no pago gastos de envío». El lunes recibirá en casa sus compras

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Dije que no iba a caer en el Black Friday, pero no me pude resistir»