El hombre que vio nacer el Agra del Orzán

.

«Vine para aquí cuando el Agra del Orzán era un erial. Llegábamos hasta Bens», recuerda José Godoy Malvárez, párroco de San Antonio desde hace 51 años y medio. «Me encuentro bien donde me pongan. Mis nombramientos se resumen en un papel del fumar», comenta este sacerdote nacido en Noia que el domingo anunció a los feligreses que esta larga etapa se acabó. «Soy muy viejo, voy a hacer 86 el 3 de febrero», apunta como explicación. La respuesta de los vecinos que acudían a misa en el templo de la avenida de Finisterre fue aplaudir. «Como si fuese un torero. Es un barrio de gente magnífica», destaca don José. El domingo que viene será la presentación del nuevo párroco, Ramón Caamaño Pacín, procedente de Arteixo. Se encontrará una parroquia muy distinta a la que descubrió el 25 de julio de 1966 su antecesor. «Empezamos en una capilla que estaba situada donde hoy está el ambulatorio del Ventorrillo. Había un colegio de la Caja de Ahorros que gestionaba la Grande Obra de Atocha. Después nos cedieron un local en las Casa de Franco y celebrábamos la misa como podíamos. En los años setenta empezó a haber más vecinos y alquilamos un bajo en la calle Entrepeñas. También estuvimos en la calle Barcelona hasta llegar al lugar que ocupamos ahora, donde estuvo el cine Finisterre, enfrente de la plaza de Tornos», relata el legendario párroco que demuestra que de memoria anda fenomenal. Habla con precisión de fechas y momentos. Seguirá en el barrio, en el Agra del Orzán, el barrio que vio nacer y donde ayudó a cantidad de coruñeses.

Votación
23 votos
Comentarios

El hombre que vio nacer el Agra del Orzán