Cuando en las farmacias coruñesas se despachaba heroína, opio y cocaína

Aparece en la Droguería Villar una libreta con registros de ventas entre 1910 y 1925

.

a coruña / la voz

Sí, hubo un tiempo en el que sustancias como la heroína, el opio o la cocaína eran legales. Se dispensaban libremente en las farmacias y se empleaban médicamente como analgésicos. También en A Coruña, por supuesto. Prueba de ello es el hallazgo de Juan Villar, responsable de la Droguería Villar y sexta generación de esta saga familiar histórica en el comercio coruñés.

En el local donde desde hace un año funciona el Almacén Concept Store (el contiguo al de la Droguería Villar) encontró de forma accidental una libreta de su bisabuelo José Villar Martelo. Cuando la abrió no podía dar crédito. Se trataba de un detallado registro de las ventas de algunas de esas sustancias hoy totalmente prohibidas.

«En la segunda planta del local de Olmos 5 hay un armario que sobrevivió a un incendio de los años cincuenta. Estaba vaciándolo y apareció en el doble fondo. Allí estaba esta libreta y varios fardos con facturas de aquella época», señala. Entonces, no existía el Farmatic, ni los lectores de códigos de barras. Todo lo que se hacía se registraba de manera manual.

El cuaderno cuenta con un pequeño índice que dibuja una exclamación en pleno 2017. No solo por su cuidadísima caligrafía perfectamente inclinada hacia la izquierda. Sino porque en ella se recogen apartados dedicados a la morfina o cafeína, pero también a la heroína, la cocaína y el opio en múltiples versiones. Desde en bolas a en polvo, granulado o en extracto. «Procedían del laboratorio Merck alemán y llegaban a España por vía marítima. En la I Guerra Mundial hubo problemas con el suministro», detalla el descendiente.

Las anotaciones de esas ventas están fechadas entre los años 1910 y 1925, donde se dispensaban con normalidad y no se podía en duda su valor terapéutico. Más tarde fueron prohibidos y su veto dura hasta nuestros días. Respecto a exponerla en el escaparate, Villar prefiere dejarla en un cajón. «Salen los nombres y apellidos de los antepasados de mucha gente y no sé si les gustaría que saliesen como consumidores de heroína, aunque entonces fuera algo legal», razona.

Otros tesoros

No es esta la única joya rescatada de Jose Villar Martelo. Su bisnieto custodia las más de 3.000 fotografías que hizo a principios de siglo. Una selección de ellas se editaron en el año 2012 en el libro La Coruña: Lugares y acontecimientos de hace un siglo, un pequeño fetiche para todos los amantes de la historia de la ciudad.

Votación
28 votos
Comentarios

Cuando en las farmacias coruñesas se despachaba heroína, opio y cocaína