El alcalde toma postura y repudia el 155

Mantiene su ambigüedad al reprobar también la declaración de independencia de Cataluña

PLENO DEL CONCELLO DE A CORUÑA CON LA VOTACION DE LOS PRESUPUESTOS MUNICIPALES. EL ALCALDE XULIO FERREIRO BAAMONDE
PLENO DEL CONCELLO DE A CORUÑA CON LA VOTACION DE LOS PRESUPUESTOS MUNICIPALES. EL ALCALDE XULIO FERREIRO BAAMONDE

A Coruña / La Voz

Una de cal y otra de arena: «Eu non fun favorable á aplicación do 155, como tampouco o fun á declaración unilateral de independencia. Creo que ningún dos actos axudaron a resolver o problema». El alcalde de A Coruña se mantiene en esa línea ambigua que ha marcado en las últimas semanas su posición sobre Cataluña. Ayer, al responder a preguntas de La Voz de Galicia en una rueda de prensa, reivindicó de nuevo esa postura, que apoyó con un símil: «Non se pode obrigar a que isto sexa un partido de fútbol no que un ten que ir cun equipo».

A dos bandas

Humillación y huida hacia delante. En una línea similar a la que sigue en Barcelona Ada Colau, con concesiones a uno u otro lado, dijo Ferreiro que el Gobierno de Rajoy intentó «incluso humillar, se é posible, a unha parte do pobo catalán e aos seus gobernantes», sosteniendo al mismo tiempo que «o que fixo o Goberno da Generalitat, que non sabemos moi ben se declarou ou non a independencia, foi unha fuxida cara adiante».

En Marea

Posición inequívoca del partido. Mientras el alcalde, líder de la Marea Atlántica, se mantiene en esa indefinición, las consignas emanadas de su partido han sido siempre contundentes en su apoyo al referendo catalán, empezando por la presencia de cuatro concejales coruñeses (Alberto, Lema, Rocío Fraga, Silvia Cameán y Xosé Manuel Sande) en las concentraciones de refuerzo a los soberanistas convocadas en la ciudad. En la cuenta oficial de la Marea Atlántica en Twitter se ha podido leer sin rodeos que «o PP ven de secuestrar a Generalitat e o Parlament, liquidando o autogoberno polo que tanto se loitou». Pero ayer el alcalde volvió a situarse en terreno de nadie, desde donde apeló «ao diálogo», lo que venía haciendo ya en Twitter y como hizo el 1-O. Eso sí, con las etiquetas #RajoyDimisión y #MésDemocracia. Los votantes de las mareas encuentran posturas más concretas en otros frentes, como el de Santiago, donde el alcalde, Martiño Noriega, se ha pronunciado con contundencia desde el primer momento colgando en el Concello la pancarta «Parlem». Directos han sido también los concejales de Ferreiro, como Alberto Lema, que el día que se anunció la aplicación del 155 sentenció: «Dirixido por unha recua de ultras corruptos, o réxime do 78 chega ao final autoritario que era previsible». O Rocío Fraga, que acusó al PSOE de «abrirlle a porta ao período máis escuro».

Sin soluciones

Brindis al sol. Al margen de responsabilizar a Rajoy y a Puigdemont (en función del momento) por la situación que vive Cataluña, tampoco el discurso del alcalde coruñés aporta soluciones más allá de un diálogo que la oposición de María Pita censuró por entender que no se pueden poner en la balanza los argumentos del que juega con la ley en la mano y del que se la salta. «Veremos que pasa agora coa convocatoria de eleccións -manifestó ayer Ferreiro-, que pasará se volven saír os mesmos resultados no Parlamento catalán. Cal sería entón a solución? A solución non é pechar os ollos a un problema político que, repito, debe ter solucións políticas».

La táctica

Ensayo en el pleno. La táctica del alcalde tuvo su prueba de laboratorio en el crispado pleno de las tasas municipales del pasado día 9, en cuyas mociones se puso sobre la mesa el conflicto catalán. Ferreiro se aferró entonces a la táctica de la representatividad con la que justificó su desmarque de las acciones más visibles de su partido. «Tócame representar moitas sensibilidades nunha cidade plural e diversa», explicó. Y después: «Insto ao presidente do Goberno e ao da Generalitat a abandonar as súas respectivas trincheiras e a explorar as propostas de mediación que se lles están a facer, por exemplo, dende a alcaldía de Barcelona».

El enemigo

Desempolvando la Gürtel. Ferreiro aprovechó sus declaraciones para dejar claro que el enemigo de Cataluña es también, a su juicio, el del resto del Estado: «O PP tapa con este asunto [Cataluña] todas as miserias do propio partido, e a proba témola no Caso Gürtel, no xuízo que está neste momento en marcha». Aquí sí que hay coincidencia plena con los planteamientos de la Marea Atlántica, en cuya cuenta oficial de Twitter se ha podido leer: «Nin diálogo nin política: Rajoy escolle a vía autoritaria en Cataluña e incendia o réxime do 78».

Critica que el PP asuma «co 8 % dos votos» un mando avalado por el 81 % del Senado

«O escenario que temos -argumentó Ferreiro-, non é de normalidade, con Cataluña gobernada [tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución] por un partido que non ten nin o 8 % dos votos» en esa comunidad. El artículo 155 fue aprobado por el pleno del Senado con 214 votos a favor, 47 en contra y una abstención, lo que supone un respaldo del 81 % de la Cámara. Entre los argumentos del alcalde está también el hecho de que sea «presidenta de Cataluña Soraya Sáenz de Santamaría, que non se presentou -dijo- ás eleccións». Que intenten «buscar solucións políticas para un problema político, e non acudir a medidas de excepción que non son democráticas», añadió.

Las críticas del alcalde tuvieron su traslado al ámbito local, pues Beatriz Mato, presidenta del PP en A Coruña y próxima candidata a la alcaldía, mereció también sus comentarios. «Falando de Cataluña quere esconder que non ten ningún proxecto para a cidade», acusó Ferreiro, que subrayó que Mato habla de aquella comunidad «porque non quere, non pode nin sabe falar da Coruña».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

El alcalde toma postura y repudia el 155