Bienvenido al futuro de la audición

Los nuevos audífonos con calibración biométrica permiten adaptar la audición de cada persona de forma rápida a todas las situaciones. En Oídos Digitales trabajan con esta nueva tecnología, pionera en el mercado y que ha llegado para simplificar la vida de los pacientes y para ofrecerles una experiencia auditiva excepcional.

.

Oídos Digitales presenta en exclusiva en A Coruña los Audífonos con calibración Biométrica Virto B, que nos hacen entrar en un mundo lleno de posibilidades nunca pensadas para la solución de los problemas de audición. Son audífonos diseñados a la medida para adaptarse perfectamente a sus oídos, y son los primeros en considerar la calibración biométrica, que tiene en cuenta las necesidades de audición y anatomía del oído de cada persona.

 Cada oído es único y cada oído oye diferente, como las huellas digitales, igual que cada persona es distinta, nuestro oído izquierdo es distinto que el derecho. Las características distintivas de la anatomía de nuestros oídos influyen en cómo se captura el sonido, se dirige hacia el tímpano y se convierte en información que el cerebro puede comprender.

Hoy en día los pacientes con problemas auditivos son cada vez más activos y con su estilo de vida encuentran dificultades para seguir conversaciones en determinados lugares. Esto es debido a que el habla está compuesta por sonidos diferentes combinados y el cerebro prioriza y organiza estos sonidos constantemente. Por esta circunstancia se requiere que los audífonos de hoy en día se ajusten automáticamente a sus estilos de vida. En Oídos Digitales buscamos que nuestros pacientes tengan audífonos que les permitan sentirse en armonía con su entorno, sin importar dónde estén; y así pueden confiar en que sus audífonos harán todo el trabajo por ellos de manera perfecta y automática. Por eso, en Oídos Digitales confiamos en la tecnología de Phonak con su nueva plataforma Belong, que han creado una forma sencillamente brillante de simplificar la vida a los pacientes que usan audífonos, a la vez que se les brinda una experiencia auditiva excepcional.

El desafío de escuchar

El sonido está en todas partes y cambia constantemente en función de su ubicación. Por eso escuchar es un auténtico desafío y la tarea que deben desempeñar los audífonos es muy compleja, según comenta José Caballero, director del centro audiológico Oídos Digitales de A Coruña. «Con solo encender sus audífonos, su sistema operativo Autosense OS, detectará automáticamente el entorno y se ajustará a las necesidades de cada persona, logrando una calidad sonora sin igual en cualquier lugar», explica.

Esto es debido al nuevo software patentado por Phonak, que investiga las medidas y características únicas de la anatomía del oído, y llega a identificar más de 1600 puntos de información biométricos que a continuación procesa, calculando los ajustes de calibración exclusivos para cada individuo, y haciendo que los audífonos Virto B sean los más eficientes y sofisticados en la solución de los problemas auditivos.

Estos ajustes de calibración, que se guardan en la memoria del audífono, garantizan una mayor precisión y exactitud en su funcionamiento, analizando los sonidos que le rodean cada 0,4 segundos, lo que les permite identificar si se encuentra en un restaurante ruidoso, en el coche, en una sala de conciertos o en su casa. De esta forma, Virto B es capaz de captar de la forma más fiable de dónde proviene el sonido y, de este modo, dar acceso a un mejor rendimiento auditivo, lo que permite disfrutar de una excelente experiencia auditiva sin necesidad de ajustar de forma manual los audífonos, al aprovechar varias funciones y combinarlas para crear más de 200 ajustes diferentes, logrando así adaptar los audífonos con gran precisión a su entorno sonoro.

La audición es un proceso muy complicado, el sonido que se recoge a través del oído es procesado en nuestro cerebro, que es el que realmente nos hace oír y comprender lo que nos dicen. Por eso es recomendable buscar siempre el consejo de un buen profesional de la audición, audiólogo audioprotesista, que sepa comprender al paciente, guiarle y ajustarle sus audífonos según sus necesidades, protegiéndole del «shock auditivo» y enseñándole a recorrer paso a paso las fases para aprender de nuevo a oír.

Recuerde, aprender a usar un audífono requiere de un período de adaptación y aprendizaje. Todo el mundo oye de una manera diferente, por lo que nuestro audiólogo debe desarrollar un programa que variará según cada persona. Si su pérdida de audición es leve o reciente, su período de adaptación será posiblemente más corto, si, por el contrario, su pérdida de audición se ha desarrollado progresivamente a lo largo de un amplio espacio de tiempo, la reducción o ausencia de sonido formará ya parte de su audición cotidiana, y su adaptación será más lenta. Es muy importante que recuerde que un audífono por sí solo, sin un audiólogo profesional que lo ajuste a su pérdida de audición, no le valdrá para nada y terminará sus días desgraciadamente en un cajón.

«Si no se practica con los audífonos, no se puede esperar que estos trabajen para nosotros. En Oídos Digitales, siempre hemos creído que una buena audición es lo más importante para poder disfrutar al máximo de la vida y, por ello, persistentemente, hemos permanecido fieles a nuestro objetivo: buscar las mejores soluciones auditivas y más avanzadas que puedan mejorar la vida de nuestros pacientes», concluye José Caballero.

Votación
1 votos
Comentarios

Bienvenido al futuro de la audición