¿Se inspiró Picasso en el escudo de A Coruña durante su exilio?

Un joven pintor coruñés estudia los paralelismos de un cuadro de 1947 con el emblema de la ciudad

.

A Coruña / La Voz

«A Coruña es la ciudad en la que se despertaron mis sentidos, y eso es algo que ni el tiempo ni la distancia pueden borrar». Estas palabras fueron pronunciadas en 1969 por Pablo Picasso. Iban dirigidas al ilustre actor Fernando Rey. Con ellas, muestra su devoción por la ciudad que vio nacer sus inquietudes artísticas. Ahora, podrían cobrar un mayor significado.

El joven artista Jesu Yáñez (A Coruña, 1993) ha elaborado un estudio que sostiene que la obra Monumento a los españoles muertos por Francia del genio malagueño está inspirada en el escudo de la ciudad herculina. El coruñés reparó en las similitudes durante una visita al museo Reina Sofía de Madrid, donde ha estado expuesto el cuadro, dentro de la muestra Piedad y terror en Picasso: El camino a Guernica.

 «Hablando con expertos del departamento de colecciones del museo, les ha parecido interesante la relación, aunque apenas hay documentación sobre esta obra», señala Jesu Yáñez. Sí hay un ensayo que hace una analogía formal de este óleo con un cristo crucificado, algo que, para Yáñez, se sostiene menos que su teoría.

De la composición del cuadro, la gran similitud con el escudo coruñés se encuentra en la calavera con las tibias cruzadas de la parte inferior. Se trata de una estructura vertical en forma de triángulo isósceles con un busto coronado por un gran ojo, formado por un pez ichthys. Según Yáñez, la calavera correspondería a la figura de Gerión del emblema de la ciudad. «La morfología es también fiel en la simetría que guardan las estrellas, las plantas y los extremos de la trompeta que hay a ambos lados. En el caso del escudo, hay tres pares de conchas rodeando la torre», señala.

 Otra de las premisas empleadas por este artista coruñés es la afición de Pablo Picasso por la mitología griega. El escudo de la ciudad simboliza el triunfo de Hércules sobre el gigante Gerión. En estos términos, Yáñez también traza una relación en el contenido de la obra. El cuadro data de 1947, con Picasso exiliado en Francia tras la Guerra Civil. Tras el fin de la II Guerra Mundial, el pintor se afilió al Partido Comunista Francés, encontrando inspiración e influencias entre sus intelectuales. En la obra, «es curioso lo fácil que resulta establecer una analogía conceptual» con el escudo, ya que «conmemora a los héroes españoles en la lucha contra el ‘monstruo’ del nazismo en Francia», señala Yáñez.

El periodista y coautor junto a Elena Pardo del libro Picasso Azul y Blanco, Rubén Ventureira, afirma que hay «abundantes conexiones» entre la obra de Picasso adulto y A Coruña. En el caso concreto de Monumento a los españoles muertos por Francia, apunta: «Más allá de que aparezcan en el escudo de la ciudad, la calavera y las tibias cruzadas son una representación universal de la muerte. En todo caso, no podemos descartar que haya conexión entre esta obra y A Coruña, si bien es cierto que Picasso dibujó el escudo la ciudad durante su estancia entre nosotros y lo hizo sin la calavera y las tibias». Ventureira también señala que el malagueño pintó la Torre en A Coruña, además de dibujarla en varias ocasiones.

 «Está claro que es algo que Picasso se llevó a la tumba, pero no deja de ser curiosa esta relación», afirma Jesu Yáñez.

Votación
4 votos
Comentarios

¿Se inspiró Picasso en el escudo de A Coruña durante su exilio?