La gran fiesta de los maños

.

La jota dice que «Pal Pilar sale lo mejor, los gigantes y la procesión», y la Casa de Aragón en A Coruña no podía faltar a la tradición. Desde la distancia, aunque sin desfile ni cabezudos, se sumó a la celebración de su día grande. Ayer, esta comunidad orgullosa de sus orígenes honró convenientemente ataviada a su patrona y lo hizo, cómo no, con una ofrenda floral y la presentación de niños a la Virgen del Pilar. Fue en la iglesia de Santiago, donde los maños coruñeses se reunieron en una misa cantada por su grupo de rondalla y canto. Después, con el presidente de la entidad, Francisco Martínez Martínez, a la cabeza, compartieron mesa y mantel en una comida de confraternidad en el hotel Atlántico. Pero los festejos no se quedaron ahí, no. Hoy mismo, a partir de las seis y media de la tarde, la sede social, en la calle Marconi, celebrará una chocolatada con churros, acompañada de una sesión audiovisual con proyecciones de algunos de los mejores momentos de los viajes que han realizado juntos. Y mañana, ojo, se celebrará el segundo concurso de tortillas que «tanto éxito de público y crítica tuvo el año pasado», comenta la directiva. A partir de las siete de la tarde, será el momento de demostrar la habilidad mañica con los huevos y las patatas. Un vino español acompañará la cata entre los socios, que deberán coronar, por votación popular, al rey aragonés de las tortillas.

Votación
0 votos
Comentarios

La gran fiesta de los maños