Sácate el carné de coruñés


No voy a entrar en más desafíos secesionistas, pero tengo que retarme en duelo con mi padre -y aquí lo hago públicamente- porque me ha picado en esta demostración tan nuestra de a ver quién de los dos es más coruñés. Así que se me ha ocurrido un test que compruebe objetivamente cómo podemos medir nuestro grado de implicación con la ciudad, pero a nuestro estilo, por supuesto, con el talante que nos es propio y alejado de cualquier atisbo de mal rollo. Él me lanza el primer órdago por WhatsApp: «¿Sabes cuál es la calle de Coruña que no tiene ningún portal?» y ya me quedo K.O. Recuerdo la más caliente (ya hablamos del «Mazadero»), la más larga (la ronda de Outeiro), la más estrecha (además de la estrecha de San Andrés, apuesto por Canuto Berea), pero sin portal… ¡Punto para mi padre! La respuesta correcta es, según él, Fiscal Gómez Naveira (el lateral del ambulatorio San José), donde no hay más que cemento. Seguimos el juego y ahora me toca el turno a mí: «¿Cómo se llama el río ?no la ría que cruza el puente de A Pasaxe?»… Pero como mi padre a estas horas ya está dándole duro en La Solana no responde al WhatsApp, así que me he quedado sola con ustedes en este mero desafío y tendré que lanzar la pregunta al aire, porque estoy segura de que muchos la saben. ¿O no? Saben, saben…

Saben también como yo que para coruñés vale cualquiera, pero que para tener el carné son necesarias unas prácticas que nos ayuden. Una distingue ese sentimiento si, por ejemplo, cuando se habla de Djukic aún asoma el llanto en los ojos. Si eres coruñés todavía te duele. Puede ser una prueba objetiva de este permiso, como examinarnos para comprobar si diferenciamos a la primera (y de noche) el triángulo Olmos-Estrella-Galera. Otra forma sencilla de acceder al carné sería valorando la interpretación de frases del tipo: «Quedamos delante del cine Coruña, pero entra por donde estaba de aquella Pascual; luego vamos a casa de Carmiña, que vive donde tenía la consulta Jano Guillén». Es difícil, vale, pero puede ser peor. «Me chiné con mi já porque tiene en su kel una foto de tu plas; dame una truja, bueno, mejor duguis». Claro que esta lengua propia no la entienden los pijos de Lla Coruña (por si cae la L les queda la otra, neno) y aquí cabemos todos, los de Corea, los de Katanga y los de Juan Flórez. Si a la pregunta «¿Qué es Lugo?», usted contesta «una plaza» es posible que gane más boletos para aprobar el coruñés y también si saluda al paso «Ta Lueego» con sonrisa; si distingue a los neomodernos de los vecinos de siempre; y si un día de julio a 20 grados es capaz de decir a boca llena: «¡Hoy en La Solana… el mejor día del verano!». Hay más test por delante, mucho, pero si esta vez también han leído esta crónica tienen otro punto del carné.

Saben también como yo que para coruñés vale cualquiera, pero que para tener el carné son necesarias unas prácticas que nos ayuden. Una distingue ese sentimiento si, por ejemplo, cuando se habla de Djukic aún asoma el llanto en los ojos. Si eres coruñés todavía te duele. Puede ser una prueba objetiva de este permiso, como examinarnos para comprobar si diferenciamos a la primera (y de noche) el triángulo Olmos-Estrella-Galera. Otra forma sencilla de acceder al carné sería valorando la interpretación de frases del tipo: «Quedamos delante del cine Coruña, pero entra por donde estaba de aquella Pascual; luego vamos a casa de Carmiña, que vive donde tenía la consulta Jano Guillén». Es difícil, vale, pero puede ser peor. «Me chiné con mi já porque tiene en su kel una foto de tu plas; dame una truja, bueno, mejor duguis». Claro que esta lengua propia no la entienden los pijos de Lla Coruña (por si cae la L les queda la otra, neno) y aquí cabemos todos, los de Corea, los de Katanga y los de Juan Flórez. Si a la pregunta «¿Qué es Lugo?», usted contesta «una plaza» es posible que gane más boletos para aprobar el coruñés y también si saluda al paso «Ta Lueego» con sonrisa; si distingue a los neomodernos de los vecinos de siempre; y si un día de julio a 20 grados es capaz de decir a boca llena: «¡Hoy en La Solana… el mejor día del verano!». Hay más test por delante, mucho, pero si esta vez también han leído esta crónica tienen otro punto del carné.

Por Sandra Faginas Coruñesas

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Sácate el carné de coruñés