Fernando Rey, el caballero del cine

El actor había conseguido hacerse con ese nicho fijo que había entonces en el cine de Hollywood para el caballero latino, el galán maduro y elegante

;
El Rey gallego de Hollywood Se cumplen 100 años del nacimiento de Fernando Rey. El coruñés está considerado como el primer actor internacional del cine español. El primero, también, que le dijo no al «star system». Estas fueron sus mejores películas

Don Vito Corleone, el padrino del clásico de Coppola, pudo ser coruñés. Lo productora había preseleccionado a Fernando Rey, haciéndole una oferta que no podía rechazar. Incluso le habían mandado instalarse en Little Italy, donde vivían los sicilianos de Nueva York, para que se empapase de su gestualidad. Fernando Rey tenía ya clavado el personaje, que al fin y al cabo es la mezcla de un contrabandista de las rías y un cacique gallego de pazo y palmeras en el jardín. Pero apareció entonces Marlon Brando. «Y, con todo merecimiento, le dieron el papel a él», decía, humilde, nuestro gran actor.

Fernando Rey era una elección lógica porque acababa de interpretar al mafioso francés de French Connection y se había hecho con ese nicho fijo que había entonces en el cine de Hollywood para el caballero latino, el galán maduro y elegante que puede ser tanto un embajador como un genio del mal, siempre sin perder la compostura. Donde habían triunfado César Romero o Fernando Lamas -que también era gallego- , triunfó Fernando Rey; no solo porque daba perfectamente el tipo, sino porque, en una España poco políglota, él sabía idiomas. Yo se lo atribuyo a Antonio Machado, que le examinó de francés en Segovia -el actor guardó toda la vía, como oro en paño, la papeleta del aprobado con la firma del gran poeta-.

Ahora se cumplen estos días los cien años del gran actor, y en A Coruña lo celebran con una excelente exposición y retrospectiva. Se ve ahí que, incluso en las fotografías, Fernando Rey llena el cuadro. No importa si era en un péplum italiano, un espagueti wéstern, en el cine de calidad o las grandes producciones de Hollywood en las que participó, fue siempre la elegancia personificada. Es fama que Buñuel se fijó en él por cómo hacía de muerto en las Sonatas de Bardem, y es posible. Su empaque se traslucía hasta haciendo de difunto. Era de esos actores que más que ser, están, que más que interpretar, encarnan. Pero, sobre todo, Fernando Rey era su voz, el regalo que decía él que le había hecho su madre. Antes de sus papeles protagonistas en la pantalla, había sido la voz de Tyrone Power, de Gary Cooper, de Laurence Olivier en Hamlet. Y luego fue la voz en off que solía aparecer explicando las películas (en Bienvenido, Mr. Marshall; en Marcelino, pan y vino), y que era la voz del dios del cine español.

Solo le vi una vez, de lejos, en Mera, paseando de incógnito cerca del faro. Acababa de hacer entonces su último gran papel, que fue, precisamente, el del personaje crepuscular por antonomasia, el Quijote, en la versión de Gutiérrez Aragón. Aquello fue un empeño quijotesco en sí mismo, porque la salud de Fernando Rey ya no era entonces muy buena y todos a su alrededor le desaconsejaban la aventura, como al hidalgo en la novela. Pero él se había empeñado: se hizo adelgazar doce kilos y torturó su cuerpo bajo el sol inclemente de La Mancha, subiendo y bajando de un Rocinante al que también habían hecho adelgazar, y que le tiró y le rompió una costilla. Las vidas de los actores, si tienen una larga trayectoria, como en este caso, están llenas de regresos, y pienso que Fernando Rey, al rodar la escena del combate en Barcelona con el Caballero de la Blanca Luna, se debió de acordar de que él, cuarenta y cinco años antes, había hecho precisamente de Caballero de la Blanca Luna en la versión clásica de Rafael Gil. Aquel Fernando Rey joven había derrotado a don Quijote. Este Fernando Rey anciano acabó con sus huesos en el suelo. Pero no era una derrota. Era un final, que en el cine no es la misma cosa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Fernando Rey, el caballero del cine