Vecinos del Orzán, en pie de guerra por las molestias de los «after»

Una residente envió este año hasta 11 escritos al Ayuntamiento sin recibir aún respuesta


A Coruña / la voz

Si usted lee esto por la mañana y se encuentra cerca del paseo marítimo, es posible que en la zona del Orzán vea en los soportales a numerosas personas que luchan por mantenerse en pie tras una larga noche de fiesta y pocas ganas de irse a casa. Eso es con lo que lidian muchos vecinos, que además de tener que soportar el ruido procedente de locales de la calle, presencian numerosas peleas, trapicheo de droga o «gente orinando por todos lados».

Los residentes de la zona están en pie de guerra por las irregularidades en que incurren varios locales. «Hay uno que cierra la persiana a las seis de la mañana con la gente dentro y, después, van saliendo», señala un vecino. Otro establecimiento con horario de after ya cerró, pero también acumuló protestas vecinales. «Con respecto al resto de pubs, hay uno que duplica los decibelios y otro que tiene toda la noche las puertas abiertas. El ruido de la música llega hasta la Domus», afirma un residente. Incluso hay locales que, en vista de su mala fama y de los continuos problemas con la policía, apostan a porteros en calles cercanas, que piden a los usuarios que no causen molestias.

En estos momentos, las protestas se centran en el after del paseo marítimo. Este mismo viernes recibió la visita de la Policía, ocupándoles droga a varios de sus clientes. Y denunciado de nuevo «por operar como pub sin tener licencia para eso», según una nota de la autoridad. «Yo he llegado a contar ocho coches, con furgones de la nacional y todo. Ya van varias peleas de clientes con heridos. Esto queda todo lleno de sangre», afirma José Luis Méndez, de la asociación de vecinos Ensenada del Orzán. Tal despliegue es consecuencia de que «fuera se llegan a juntar unas 60 o 70 personas», dice una vecina. La responsable del local aseguró en su momento que las peleas no se produjeron en su establecimiento.

La principal damnificada es la propietaria de la vivienda superior. «Tengo el piso alquilado a estudiantes y mire si hay ruido que, pese a acabar de comenzar el curso y tener fama de salir de fiesta, no paran de llamarme para advertirme», afirma Marlene Rodríguez.

En su casa se efectuaron varias mediciones de ruido. «En todas se sobrepasaba el límite», señala. Pese a ello, el Ayuntamiento no ha respondido a ninguno de los 11 escritos que ha presentado por Registro desde enero.

Además del ruido y de la aglomeración en la calle, los residentes advierten de que «alguien vende droga en un callejón cercano».

María Pita expedienta al local

Después de muchos meses de protestas y escritos, el Ayuntamiento ha iniciado un procedimiento sancionador contra este local del paseo marítimo. La edil de Seguridade Cidadá, Rocío Fraga, se reunirá el miércoles con la asociación de vecinos. Además, el Ayuntamiento ha acordado en la junta de gobierno del viernes imponer multas de 100.000 y 120.000 euros a los pubs Casino Club, de la calle Torreiro, e Inox, de Orillamar, respectivamente, por exceso de aforo. El primero tiene una orden de cierre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Vecinos del Orzán, en pie de guerra por las molestias de los «after»