La tortilla de Nely reta a la de Tonecho

.

1 La estación de tren contra el Muncyt. San Cristóbal contra San Roque de afuera. Nely contra Tonecho. Los del blog Aún pillo tortilla, especializados en cata y divulgación de este manjar, situaron en el número uno del ránking coruñés la del bar Cabanas de la calle Maestro Bernardino González, esquina Archer Milton Huntington. Tanto en Radio Voz como en esta sección nos hicimos eco de la sabrosa clasificación y el asunto se convirtió en trending topic callejero. «Se notó, vino más gente», comenta José Cabanas, hijo de Tonecho, propietario del negocio. Pero varios oyentes de la emisora, incluidos maquinistas de Renfe, enviaron mensajes para indicar que, a su juicio, la mejor era la del Bar de Nely, en la avenida del Ferrocarril. En el susodicho blog hay referencia a esta tortilla, pero no la sitúan en el top ten. «Lo que es seguro es que a la gente le gusta porque me lo dicen», asegura Nely García Fernández, que lleva toda la vida dedicada a la hostelería y que el diciembre pasado decidió montar su propio local en esta ferroviaria zona. Dice que por las mañanas las hace ella y que después las prepara una cocinera. «El martes tuvimos un encargo y preparamos 18, pero a diario hacemos siete u ocho. No le hago nada especial, que es lo más gracioso de todo. Pocho la cebolla, echo la patata y la dejo freír en aceite de girasol normal», confiesa Nely, que reconoce que no probó la del Cabanas. «Pero tengo ganas», asegura la mujer que reta a Tonecho.

Futbolín tsunami

.

2 Si Alejandro Finisterre levantara la cabeza… Comprobaría cómo el futbolín que inventó ha evolucionado tanto que, por ejemplo, ayer se celebró en A Coruña un campeonato de una modalidad denominada tsunami. «El suelo es más rápido, los jugadores más robóticos y las bandas también rebotan más», explica Alexandre Cal, del bar A Escala, de la calle Industrial, y uno de los organizadores del torneo. Tuvo lugar en el pantalán de Oza con la presencia de más de un centenar de participantes de A Coruña y también procedentes de otros puntos de Galicia y de localidades de fuera de nuestra Comunidad. «En la ciudad celebramos una liga de futbolín tsunami entre varios bares», apunta. Nada de parar con la delantera, ni de arrastrar, ni de partidas con ritmo pausado. Aquí impera el movimiento. 

Lobos de Mar

.

3 Cuando Rufino Tizón y Titanius crearon la marca Rufo’s, el futbolín no se parecía al de ahora. A finales de los sesenta nació esta firma de surfboards a la que los pioneros y amantes del surf rinden tributo cada dos años en el Matadero. «Con pocos medios y mucho ingenio nació una pequeña factoría de tablas de surf. A su alrededor se formó una comunidad surfera local que, con el tiempo, de alguna manera, fue el germen del bum del surf en nuestra Comunidad, destacan desde el club Lobos de Mar, promotores del reconocimiento. Durante toda la jornada hubo mar, salitre, olas y tablas Rufo’s de más de 40 años. Pero también música a cargo de la banda cántabra Los Derrumbes, proyección de imágenes inéditas del surf de aquella época y de la película Morning of the Earth, un icono de este deporte.

Votación
4 votos
Comentarios

La tortilla de Nely reta a la de Tonecho