Langosteira cumple hoy cinco años convertido en un referente en el Atlántico

Los 417 barcos que han atracado ya en sus diques redujeron la polución en la ciudad


A Coruña / La Voz

El 3 de abril del 2005 se colocaba la primera piedra de las nuevas instalaciones portuarias de punta Langosteira. Se iniciaba entonces una de las obras consideradas por los técnicos como un reto para la ingeniería marítima española, que incluso fue criticada y puesta en entredicho.

La construcción del puerto exterior, en la costa de Arteixo, buscaba evitar la descarga de mercancías sensibles para el medio ambiente en los muelles urbanos coruñeses, e incluía retirar los pantalanes petrolíferos e «incrementar la seguridad marítima para evitar siniestros como el del Urquiola o el del Mar Egeo. Se buscaba incluso la consecución de un puerto refugio para aquellos buques que tengan problemas cuando navegan frente a nuestras costas», explicó un técnico de la Autoridad Portuaria.

Y tras más de siete años de obras, que aún continúan para finalizar el puerto, la nueva dársena, cumple hoy cinco de operaciones marítimas «sin ningún contratiempo y convertida en un puerto de referencia en el Atlántico», indicaron desde Prácticos de A Coruña. Sí, hoy hace cinco años que llegaba a Langosteira el Hammonia Korsika. Arribaba a la dársena para cargar 36.000 toneladas de clínker -un producto que sirve para endurecer el cemento- con destino a Recife, en Brasil. Esta primera operación de entrada, carga y salida se realizó sin ningún inconveniente. Desde la llegada de aquel primer barco lo hicieron, hasta el pasado 31 de agosto, 417 buques, más dos que atracaron para reparar y 13 que hicieron escala.

Casi 5 millones de toneladas

Este tránsito sirvió para que por Langosteira se hayan movido ya 4.756.889 toneladas de mercancías, «y la previsión es que al final de este año se alcance la cifra de 5,5 millones», dijeron desde la Autoridad Portuaria. Durante el ejercicio en curso se esperaba sumar 2 millones de toneladas, pero los resultados de mayo, julio y agosto, «nos permiten creer que esa previsión se puede incrementar en 500.000 toneladas más», señalaron.

Pero quizá el mayor éxito de la entrada en funcionamiento de Langosteira sea que las mercancías con mayor carga de polución ya no se descargan en los muelles urbanos: «el coque de carbón, la mayoría de los cereales, el clínker, parte del azufre, el carbón natural con destino a Ponferrada, el cemento... Y en el 2018 se moverán la alúmina y el petróleo y sus derivados».

Pero Langosteira, cuyos operadores privados ya han realizado una inversión de 30 millones de euros, «que con las comprometidas por Repsol y Deep Water llegaría a 185 millones», también ha permitido a A Coruña conseguir nuevos tráficos: granito, clínker, piezas metálicas, «y hasta construir los bloques para el puerto de Aberdeen, en Escocia».

Langosteira también pudo acoger un superpetrolero con una avería que le impedía entrar en los muelles urbanos, recibir un quimiquero con problemas, posibilitar el atraque del Rixta Oldernorff, el buque con el mayor alijo de graneles de la historia del puerto de A Coruña, o cargar el megabuque Camberra para la Armada de Australia.

Su puesta en marcha también hizo posible que la Autoridad Portuaria diese beneficios el año pasado, cuando estaban previstas pérdidas hasta el 2021 «por los créditos y amortizaciones para su construcción», señalaron desde el Puerto.

417

Operaciones

En Langosteira ya han atracado 417 barcos.

4,7

Mercancías

Se han movido en 5 años casi 4,8 millones de mercancía.

30

Inversión privada

La inversión privada ya es de 30 millones de euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Langosteira cumple hoy cinco años convertido en un referente en el Atlántico