Piden el derribo del viaducto de la ronda de Nelle, «el "Meirás" de A Coruña»

Los vecinos, que afirman que se levantó con donaciones «forzosas», proponen canalizar el tráfico a través de una rotonda


A Coruña / La Voz

«Esto fue como lo del pazo de Meirás, con donaciones forzosas de los vecinos en los últimos años del franquismo, pero al menos en Sada les quedó un monumento; a nosotros nos dejaron un viaducto que casi nos mete los coches en el salón de casa». Así resume Alberto D. Capelo la vida con el paso elevado de la ronda de Nelle de vecino... cercano. En su caso, tan próximo que tuvo «que escapar» y ahora reside fuera del área de influencia de los ruidos, los humos y los olores que, bajo el parapeto de la construcción, elevan efluvios de aguas menores. Y a veces mayores.

«Yo salgo a la ventana y casi puedo tocar los coches -tercia Francisco Sánchez, que vive justo encima del vial de la discordia- pero lo peor es lo que hay debajo, es un olor nauseabundo; a ver si de esta vez, de verdad, cae». De la misma opinión es José Luis Moreno, que recuerda que «en los pisos no pueden abrir las ventanas y hay negocios a los que se les llena todo de porquería si abren la puerta».

Todo eso y más le contaron ayer los vecinos al concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, para retomar la pelea por la demolición del vial en altura que tantos desvelos les ha ocasionado. «Decidimos volver a intentarlo por última vez, porque, claro, nos hemos ido haciendo mayores con el puente», bromea Alberto tras valorar positivamente la predisposición y «accesibilidad» del gobierno local a escuchar sus demandas con prontitud «y sin hacernos dar mil vueltas».

«Han quedado en estudiar la posibilidad de derribarlo», señaló este vecino que se resiste a deponer las armas en una batalla que ya ha escrito varios capítulos y que, ahora, cuenta además con nuevas tácticas. Viene de atrás el tema porque ya Francisco Vázquez el siglo pasado prometió tirarlo, e incluso se elaboró un proyecto para canalizar el tráfico bajo tierra. «Reunimos 450 firmas, y hasta la Xunta del bipartito dio 6 millones para las obras, pero después parte de los vecinos querían demolerlo, pero sin túnel, y se paró todo».

Ahora apuntan a que ni siquiera haría falta un subterráneo, ni el desembolso para construirlo, dado el bajón de tráfico por la tercera ronda. «¿No funcionan todas las intersecciones de la ciudad con glorieta o semáforos? Pues eso», concluye Capelo.

Las protestas comenzaron el mismo día de la inauguración del vial elevado

La historia del discutido viaducto arrancó ya medio torcida. Fue inaugurado para el primer partido del Teresa Herrera de 1978, el 11 de agosto, y su puesta en funcionamiento supuso, además, la esperadísima apertura de la ronda de Nelle tras años de una obra que parecía interminable. En la crónica de La Voz ya se mencionaban las quejas de los vecinos «de los edificios inmediatos», por el ruido de los coches y las luces nocturnas de los faros, y se planteaba si no hubiese sido mejor solución un túnel. Apenas un mes después la Comisión Municipal Permanente aprobaba limitar la velocidad y prohibir a los peatones pasar por el viaducto, justo el día que se producía el primer accidente mortal -de los tres que ya se habían registrado- y que motivó nuevas quejas vecinales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

Piden el derribo del viaducto de la ronda de Nelle, «el "Meirás" de A Coruña»