Javier Ferreiro: «El paquete de 500 folios sigue siendo la estrella»


Hay cosas que parece que no cambian. «Cada año vendemos más libretas y el paquete de 500 folios sigue siendo la estrella del negocio», asegura Javier Ferreiro Suárez, propietario de la Superpapelería. El papel goza de buena salud en sus establecimientos. «Hasta hace poco vendíamos disquetes y seguimos despachando papel carbón. Quizás lo que bajó más fue el tema de los archivadores», destaca este empresario de 44 años y dos hijos de 9 y 4. En su brazo izquierdo lleva tatuado el nombre del mayor, Leo. «Iván, el pequeño, reclama su tatuaje», confiesa este coruñés exalumno del Calasanz. «Coincido en colegio y apellido con el alcalde», apunta. Dice que de pequeño quería ser payaso, que después tenía decidido estudiar Matemáticas y, finalmente, se decantó por Empresariales. «Cuando estaba estudiando ya echaba una mano en el negocio», recuerda sobre la empresa creada por sus padres hace 31 años en la plaza de Pontevedra. «La que estuvo al frente fue mi madre, que en su día tuvo la boutique Gretchen en la calle Real. En el año 2000 me hice cargo yo. Mi padre, que ya está jubilado, es un hombre de muchas ideas», relata. De la mente de su progenitor nació el negocio por el que pasan cada curso miles y miles de coruñeses.

Carrito de la compra

Compartimos una mesa alta en el café El Olivo de la calle Alfredo Vicenti, al lado de uno de los cinco establecimientos que tienen en A Coruña. Otro en la misma rúa, el de Juan Flórez, Benito Blanco Rajoy y Panaderas, que en total dan empleo a 22 personas. «Contamos con una franquicia en Santiago», precisa. Me cuenta que su padre vio una papelería en San Sebastián y soñó con asociarla a un supermercado con los consiguientes carritos de la compra. «Recuerdo que pensamos en varios nombres y los niños dijimos lo de Superpapelería por los superhéroes, no por el concepto súper de alimentación», rememora Javier sonriente.

Se le nota un poco acelerado. «Esta es la época de más trabajo. Tenemos pedidos de colegios, además de los clientes particulares. Las otras épocas fuertes son Navidad y Carnaval, y cada vez más Halloween. Intentamos mantenernos, pero la lucha con los chinos es dura, a pesar de que en muchos casos no hay diferencia de precios. Compramos en el mes de marzo todo este material y somos de los que seguimos apostando por las figuras de los nacimientos», destaca Javier, que en los ratos libres practica surf, pádel y toca la batería. «Con 19 años estaba en el grupo Los Nécoras. Ahora practico de vez en cuando».

Nuevos tiempos

«Vendo libros escolares y mi hijo en el cole utiliza el iPad. El futuro no va a ser como ahora, pero el papel no desaparece, sobre todo entre los escolares. Sigue teniendo vigencia», reflexiona. Hay que adaptarse. «Ahora a la goma Milan le quitaron el sabor a nata para prevenir que los pequeños se la pudiesen comer, y la tapa del boli Bic de siempre tiene un agujero en la punta para que si alguien se la traga pueda pasar el aire», apunta como curiosidad. «Ahora ofrecemos un servicio a domicilio con entrega en dos horas. La gente nos manda por guasap o por correo electrónico la lista del material que precisa y se lo enviamos». Los estudiantes también siguen utilizando mochilas y libretas pero... «Por ejemplo, la mochila de princesas es para una edad temprana, cada vez más corta. Se impone el estilo surfero. Y también marcas de material como Mr. Wonderfoul, de dibujos como Ladybug o rotuladores Posca», destacan. O sea, que hasta hay que seguir las tendencias en material escolar para regresar esta semana a las aulas a la moda.

«Ahora la goma Milan no sabe a nata y la tapa del Bic tiene agujero»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Javier Ferreiro: «El paquete de 500 folios sigue siendo la estrella»