Emalcsa dice que el agua turbia no es un riesgo para la salud

Xosé Gago / Patricia Seijas A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Se trata de partículas arrastradas por los cambios de presión

01 sep 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Durante las últimas semanas se han producido quejas de vecinos de distintos puntos de la ciudad, desde Marqués de Pontejos a Eirís o Ciudad Jardín, entre otros barrios, por la turbiedad del agua corriente que reciben en sus domicilios. En la mayoría de los casos, esos problemas desaparecieron en cuestión de horas o transcurridos unos pocos días.

La turbiedad del agua no solo ha afectado a viviendas del casco urbano de A Coruña. También se han producido episodios en zonas más rurales del municipio y en otros ayuntamientos cercanos, como pueden ser Sada, Oleiros o Bergondo.

Fuentes de la Empresa Municipal de Aguas de A Coruña (Emalcsa) han señalado que la turbiedad no se debe a la ejecución de obras en la red ni a problemas de suministro. Explican que los cambios de consumo durante el verano provocan subidas y bajadas de presión que arrastran partículas acumuladas en las tuberías. Esas partículas son «naturales», no suponen un problema para la salud, y se encuentran, de forma habitual, aunque en concentraciones menores, en el agua corriente. No pueden ser filtradas porque se encuentran dentro de la red, y el líquido que está saliendo de la estación de la Telva está perfectamente limpio, explican las mismas fuentes.