Las camisetas de las fiestas de María Pita fueron fabricadas en Bangladés

Ediles del gobierno local boicotearon a empresas gallegas por las condiciones de trabajo en ese y otros países

.

A Coruña / la voz

Las camisetas que el Ayuntamiento regaló para promocionar el festival Noroeste de este año fueron fabricadas en Bangladés, según indica la etiqueta de las propias prendas. Las camisetas fueron regaladas a parte de los asistentes a la presentación del festival, que es uno de los grandes atractivos de la fiestas de María Pita, y también se obsequiaron prendas en parte de los conciertos celebrados luego.

Varios miembros del gobierno local se mostraron en el pasado muy críticos con las compañías textiles gallegas que producen su mercancía en ese país asiático y en otros de su entorno.

El caso más conocido es el de la actual concejala de Igualdade y Seguridade Cidadá, Rocío Fraga (Marea Atlántica), que en el 2013 participó en una campaña de boicot contra Inditex. La campaña incluyó movilizaciones frente a algunos establecimientos del grupo textil en A Coruña, y fue justificada por presunta «explotación laboral» y otras supuestas malas prácticas en un listado de países como Bangladés.

El Ayuntamiento explicó ayer que la difusión del Noroeste fue contratada a una empresa coruñesa, e incluía una «pequena tirada» de camisetas y bolsas promocionales. Señalaron también que la firma de A Coruña que hizo el serigrafiado de las camisetas y las bolsas «traballa cunha empresa provedora do soporte, neste caso, camisetas brancas de algodón». La empresa es JHK T-Shirt, tal y como indican las etiquetas de las prendas y confirmó el Ayuntamiento. Es una compañía española con sede en Fuenlabrada que hizo parte de las camisetas de la Diada catalana del 2015, cuando hubo polémica por estar confeccionadas en Bangladés.

El programa electoral de la Marea, en su punto 78, prometía aplicar «criterios de compra responsable» en las contrataciones para, entre otros fines, defender los derechos laborales. El Ayuntamiento no explicó ayer si se tomaron medidas específicas para aplicar esos criterios con las camisetas de Bangladés, pero señaló que JHK T-Shirt tiene desde el 2005 el certificado de la BKMEA, la Asociación Oficial de Fabricantes y Exportadores Textiles de Bangladés, que «ratifican que nuestra fábrica no contrata obra de mano infantil y que cumple con los estándares internacionales de entorno adecuado para el trabajo de las personas», según la misma web de la empresa.

La BKMEA es la asociación minoritaria del sector en ese país. La principal agrupación patronal es la BGMEA. Ambas entidades mantienen acuerdos con las compañías extranjeras que trabajan en Bangladés. Es el caso de Inditex, que desde hace años colabora con ellas y con otras asociaciones para implantar mejoras de seguridad y salud, además de auditar el buen funcionamiento de las fábricas con las que contrata y las condiciones de trabajo allí.

Sin embargo, para los promotores del boicot del 2013 en el que participó la edila de la Marea, esas certificaciones patronales no tenían valor. Decían que los convenios solo tenían el objetivo de «lavar a súa imaxe pública», y que la «suposta responsabilidade corporativa» se convertía en «papel mollado» cuando entran en juego «subcontratas non declaradas e nunca investigadas, nas que as principais vítimas da explotación son, como non, as mulleres e as nenas e nenos».

Aquel boicot, y las dudas sobre la validez real de las citadas certificaciones y acuerdos con las patronales textiles, no han impedido que el Ayuntamiento haya regalado camisetas fabricadas en Bangladés, uno de los países en los que se producirían las supuestas malas prácticas que denunciaba la campaña del 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
83 votos
Comentarios

Las camisetas de las fiestas de María Pita fueron fabricadas en Bangladés