Cómo reducir las secuelas de la vista cansada


La presbicia es prácticamente inherente al envejecimiento. Casi como lo son las horas que uno pasa en el trabajo al ordenador. Y vista cansada y aparatos digitales no es una buena combinación. Para relajar la musculatura ocular pueden seguirse rutinas en casa como el bizqueo, salpicar los ojos cerrados con agua fría, buscar un entorno natural y poner la mirada en detalles cercanos para, a continuación, fijarse en panorámicas lejanas o realizar pequeños masajes sobre los ojos. No obstante, el doctor Carlos Méndez, director del Centro de Ojos de A Coruña, explica que sin salir del entorno laboral se pueden minimizar las consecuencias del cansancio.

 -Comenta que mucha gente provoca el hecho de tener vista cansada sin ser consciente.

-Así es, es muy común tener el ordenador colocado en una mala posición. Es decir, hay mucha gente que lo tiene más elevado de lo que le marca su campo de visión y, sin embargo, lo recomendable es todo lo contrario, hay que ponerlo de tal manera que esté por debajo de la línea imaginaria que marcan nuestros ojos. La diferencia es que cuando miramos hacia abajo menos abrimos los ojos y hacemos menos esfuerzo.

 -¿Qué más debemos tener en cuenta respecto a la salud visual cuando estamos trabajando?

-Una persona que trabaja en una oficina también tiene que ser responsable con la iluminación de la pantalla del ordenador, si tiene mucha saturación puede aumentar los problemas de sequedad en los ojos. Esta situación se acentúa especialmente en mujeres mayores, que deberían utilizar lágrimas artificiales para minimizar el problema.

 -¿Revisamos todo lo necesario nuestra vista?

-A ver, es cierto que somos más cuidadosos con este tema que hace veinticinco años. Pero evidentemente la mayoría solo va al médico cuando siente alguna molestia, no nos vamos a engañar.

Votación
0 votos
Comentarios

Cómo reducir las secuelas de la vista cansada