Un pazo construido bajo las órdenes de doña Emilia

La Pardo Bazán explica en un epistolario las obras de la torre en la que sigue parte de su biblioteca


A Coruña / La voz

«Pero la casa voy creyendo que no la habitaremos nunca. (...) Vivimos entre virutas, cal y ladrillo. ¡Qué penitencia!». Esto contaba Emilia Pardo Bazán a su amiga Blanca de los Ríos hablando de la construcción de la que ella denominaba Torre de Meirás en los primeros años del siglo pasado. Era un tema habitual en la correspondencia recogida en el libro Cartas de buena amistad. Epistolario de EPB a Blanca de los Ríos (1893-1919) (Iberoamericana Editorial Vervuert) y cuyas autoras son Ana María Freire López y Dolores Thion Soriano-Mollá. A pesar de todos los avatares sufridos por esta construcción, entre ellos un incendio, parte de la biblioteca de la escritora sigue en el inmueble, declarado Bien de Interés Cultural por la Xunta y cuya régimen de visitas, además de su devolución para uso público, está siendo debatido.

«Antes era alzar pared: ahora clavos, tubos, madera, listones... el enemigo. El cuelgue de cuadros: la instalación de la luz, reyaron (sic) en lo fantástico», relataba la escritora a su amiga, cuyo marido era el arquitecto Vicente Lampérez, al que se refiere en alguna ocasión: «Yo le ruego que nos informe oportunamente de la cuestión económica, o sea el coste de esos candelabros, antes de cerrar el encargo».

El malestar por las obras y los gastos que producen aparece en otra de las cartas: «Tres meses hace casi que tenemos en casa a estos del acetileno, que nos hacen horrores. Todo lo queman, todo lo embadurnan, todo lo revuelven, todo lo infectan, y lo peor es que como no funciona la luz, no hay sino fugas de apestoso olor, nos estamos gastando unas 25 pesetas diarias de carburo para carecer de alumbrado».

Son retazos de cómo esta mujer de carácter, y pionera, seguía el día a día de la construcción de una torre que décadas más tarde pasó a conocerse como pazo y luego quedó vinculado a Franco. Apuntaba hace unos días el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, que la única figura a destacar de este pazo es la de Emilia Pardo Bazán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un pazo construido bajo las órdenes de doña Emilia