«Algo os hace muy grandes. ¡Sois de Coruña!»

Xoel López arrancó, tras el pregón de Fernando Romay, los conciertos en María Pita con un lleno

p. santiago
A CORUÑA / la voz

«Veo vuestras calvas y la plaza parece un helipuerto de los Lego. Estoy entre hobbits. No tenéis horizonte», lanzó ayer desde el balcón de María Pita y de sus 2,13 metros de altura el jugador de baloncesto Fernando Romay Pereiro a las 3.500 personas que lo observaban al pie del palacio municipal en uno de los pregones más cómicos que se recuerdan.

O fillo do Portaxeiro, coruñés de la Gaiteira de Abaixo e hijo de dos trabajadores del Muro -que como recordó el alcalde, Xulio Ferreiro, hace 33 años no pudo asistir a las fiestas porque estaba «facéndolle un tapón histórico ao mesmísimo Michael Jordan»- regresó a la ciudad para confortar a sus paisanos porque, «aunque es evidente que los pequeños estáis perdidos», advirtió, «hay algo que os hace muy grandes, ¡es que sois de Coruña! y vuestra capacidad de diversión es inversamente proporcional a vuestro tamaño».

Romay trajo carcajadas a María Pita, pero también la memoria de su infancia, de sus padres, de quienes aprendió «tres cosas: trabajar duro, vivir como si no hubiera un mañana y sentir orgullo de los míos», y trajo además una mirada particular a la ciudad, de la que elogió «su magnífica apertura al mar, sin cuarteles ni fábricas», y a la que siempre está volviendo, dijo, «una ciudad para disfrutar con los cinco sentidos». Invitó así a los coruñeses a zambullirse en las fiestas de María Pita 24 horas, a los visitantes «a no quedarse en el umbral y solo mirar», porque «el que no se divierte es porque no quiere» y sin más se despidió, al grito titánico de «¡Viva A Coruña!», no sin antes recomendar crecer y multiplicarse.

En la presentación del pregonero, «co que queremos render homenaxe a toda esa xente que nos di que non hai teito suficientemente alto nin tapón imposible», el alcalde invitó a los vecinos a participar de las fiestas «porque a felicidade, precisamente, tamén é un dereito» y apeló al «sentidiño» para que «nada nos amargue unha celebración que merecemos gozar».

Xoel también volvió a casa, arrancando su recital con Hombre de ninguna parte. Los jóvenes que guardaban sitio antes del comienzo del concierto, se unieron a su canto Todo lo que merezcas. También interpretó algún tema en inglés repasando títulos de sus tiempos de Deluxe, como I see you in London e incluso una canción con su mujer. Algún guiño más en el repertorio al gallego emigrante, y no se olvidó de Tierra, que entonó delante de miles de coruñeses, muchos expectantes por conocer más de este músico referente de la nueva canción, que tanto le canta a la ciudad o a San Amaro, y que recitó en gallego A serea e o mariñeiro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«Algo os hace muy grandes. ¡Sois de Coruña!»