a coruña / la voz

Las dos ancianas que entraban ayer a misa de doce en la iglesia de Santa Lucía quedaron atónitas al ver salir del templo a varias mujeres con vestidos de los años veinte. «Es para una película que se llama La sombra de la ley y la pondrá Antena 3, pero antes se verá en los cines», les explicaba una de las personas del equipo de rodaje. Y es que la plaza de Galicia, en A Coruña, y todo su entorno, incluido dicho templo, acogió ayer el rodaje de la nueva película del director Dani de la Torre. Luís Tosar vuelve a encabezar el reparto para contar una historia que transcurre en 1921, cuando «España vive un momento agitado y caótico: son los años del plomo, fruto de los violentos enfrentamientos callejeros entre matones y anarquistas», indican desde la productora, Vaca Films.

«Este es mío y es cierto que le dediqué muchas horas porque estaba tirado en una chatarrería; es del año 1932 así que... ¡voy!». Esto decía el dueño de uno de los vehículos de época que ocupaban la plaza en el momento cuando fue era llamado para ubicarse en su sitio. Antes había destacado las otras joyas, coches de la Fundación Jorge Jove; a uno de ellos se subía Tosar para el rodaje de una de las escenas, mientras en la plaza un grupo de mujeres gritaba: «¡Libertad; libertad; libertad!».

De la Torre, que ha confesado su «fascinación por las películas de gánsteres, por los alegres años veinte», saludaba a figurantes o daba instrucciones a los actores, en cuyo elenco principal están Michelle Jenner, Vicente Romero, Ernesto Alterio o Paco Tous.

«Ha habido un pequeño cambio: vamos ahora», decía una responsable del rodaje a los encargados de los tres caballos que iban a montar otros tantos guardias civiles para controlar la manifestación de las mujeres. Una cuidadora peinaba a los equinos y recogía sus excrementos.

La ambientación incluyó el cambio de carteles y una clínica oftalmológica pasó a ser la Compañía transoceánica de vapores rápidos.

«Me han tapado la placa», decía el exalcalde Carlos Negreira, que tiene un despacho en la zona. Ahora rezaba: «Manuel Domenech. Estudio Fotográfico». Todo, en un ambiente de años veinte con Aníbal Uriarte (Tosar) de protagonista de este filme de acción, «como un Bourne de la época», una aventura entre matones y anarquistas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Tosar, entre matones y anarquistas