Mata a la rata para cuya eliminación había pedido ayuda a la policía

La mujer recibió ayer una visita de la empresa concesionaria encargada del control de plagas, que le recomendó instalar trampas en su vivienda


A Coruña / la Voz

La vecina de Monte Alto que el pasado sábado pidió ayuda a la Policía Local para deshacerse de una rata tuvo que matarla y tirarla ella misma al contenedor de la basura. La mujer llamó al 010 y al 092 para explicar que había capturado un roedor de gran tamaño y que lo tenía atrapado dentro de un cubo. El consejo que le dieron por teléfono es que pusiese algo pesado encima del recipiente para que la rata no lo moviese y que volviera a llamar el lunes. Ante la falta de atención, esta vecina acabó matando el animal con amoníaco. «Es que no podía estar así, con la rata en casa y debajo del cubo, por tiempo indefinido. Así que cuando murió la recogí con unos guantes y tiré todo al contenedor de la basura, incluido el cubo, que estaba totalmente mordido por dentro», explicó María José Pérez.

Ayer, a media mañana, la mujer recibió la visita de un técnico de Sanal, la empresa concesionaria encargada del control del plagas en el municipio, quien le explicó que una solución más aséptica para deshacerse de los roedores y alternativa a echar veneno era instalar unas pequeñas trampas. Aunque, tal y como le indicó, la empresa necesitaría obtener la autorización del Ayuntamiento para poder colocarlas.

María José Pérez indicó que lleva denunciando ante la concejalía de Medio Ambiente la presencia de roedores en el patio interior de su casa, que linda con otras comunidades de vecinos, desde el pasado invierno. Explicó que en su piso viven otro adulto, dos menores y un perro, y que la situación ha llegado a tal punto que las ratas roban la comida de su mascota, la terraza interior amanece todos los días llena de excrementos de los roedores, y que la última se la encontró durmiendo en la cama del perro.

¿Una rata en casa? Espere usted al lunes

e. s.

Una coruñesa tiene atrapado un roedor desde el sábado y no consigue que lo retiren

María José Pérez vive en el barrio coruñés de Monte Alto desde hace tres años. Dice que nunca vio roedores por su casa pero que desde enero los sobresaltos por la presencia de ratas en el patio interior son continuos. El último, el sábado por la mañana. «La perra estaba muy rara. No quería entrar en la habitación de la terraza donde suele dormir. No quería moverse de donde estaba y al mismo tiempo no paraba de ladrar y de mirar hacia esa habitación. Así que fuimos a comprobar qué pasaba y... ¡allí estaba! Había una rata en la cama de la perra». María José explica que con ayuda de su cuñado consiguió «atontar» al roedor pulverizándole un producto quitagrasas y consiguieron capturarla bajo un cubo. Llamó a la Policía Local y al 010, el servicio de atención ciudadana, para pedir ayuda para hacerse cargo del animal. «Me dijeron no podían hacer nada, que pusiera un peso sobre el cubo para que la rata no se escapara y que volviera a llamar el lunes al 010», relata.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Mata a la rata para cuya eliminación había pedido ayuda a la policía