La reforma de Alfonso Molina obligará a expropiar 67 fincas, de las que dos tercios son privadas

El Ayuntamiento tiene 21 propiedades en la zona, mientras otras seis carecen de dueño conocido

.

A Coruña/ la voz

El Ministerio de Fomento publicó en la edición de ayer del Boletín Oficial del Estado la relación de los terrenos que será necesario expropiar para la ampliación de la avenida de Alfonso Molina.

Se trata en total de 67 propiedades, que suman en total 61.358 metros cuadrados, y en cuya adquisición el ministerio prevé invertir 3,7 millones de euros.

Las propiedades están situadas a ambos lados de la avenida, y su compra es necesaria para dotar la vía con un cuarto carril en sus puntos más conflictivos, además de construir zonas verdes y sendas peatonales y ciclistas que la flanquearán, con el fin de humanizarla y facilitar su integración en la trama urbana.

De las 67 propiedades, 25 son de titularidad pública. La mayor parte de ellas, 21, figuran en el inventario del Ayuntamiento. Además hay otras dos fincas del propio Ministerio de Fomento, otra del de Defensa y una mas de la ADIF, la entidad estatal responsable de la gestión de las infraestructuras ferroviarias. El resto de las fincas son de propiedad privada. La mayoría pertenecen a particulares, aunque también figuran varias de empresas privadas como Seat, Repsol, Toys´R Us, Alcampo, El Pote y otras.

Por otra parte, hay seis terrenos de los que se desconoce su propietario. Todas ellas son fincas urbanizables en las que no se ha llevado a cabo construcción alguna, con la excepción de una que está catalogada como de naturaleza rural. La ejecución de las expropiaciones se desarrollará este año. Será el primer paso de un proyecto en el que Fomento prevé invertir 21 millones de euros hasta el ejercicio 2021. El principal objetivo de la obra es mejorar la seguridad en los enlaces con la autopista y los polígonos industriales, además de la ya citada humanización.

Votación
4 votos
Comentarios

La reforma de Alfonso Molina obligará a expropiar 67 fincas, de las que dos tercios son privadas