Dos décadas con el telón cerrado en la céntrica sala coruñesa


A Coruña / La Voz

Al tiempo que subía el precio del suelo desaparecían los viejos cines de A Coruña, aquellos en los que varias generaciones se formaron en el séptimo arte. El Avenida echó el telón en 1997, hace ahora dos décadas y tras casi 60 años de proyecciones. El París, el Cine Coruña, el Goya, el Riazor... Todos esos míticos lugares fueron desapareciendo del panorama urbano.

Entre todos ellos destacaba por sus indudables características arquitectónicas el Avenida. El inmueble fue proyectado por Rafael González Villar, el mismo que años antes había ideado el Kiosco Alfonso.

El Avenida sustituyó en los Cantones al antiguo Teatro Linares Rivas. Muchos coruñeses recuerdan todavía las galerías comerciales de su entrada y, sobre todo, la gran sala adornada con amplias molduras y luces indirectas que le daba un aire único al conjunto.

De eso apenas queda nada. Toda la decoración ha desaparecido y en el 2011 el Ayuntamiento abrió un expediente de ruina. Se pidió licencia para hacer obras, pero nunca se llevaron a cabo. Un incendio contribuyó a agravar los daños de un lugar en el que ya no hay ornamentación ni mobiliario, pero donde sí quedan las formas proyectadas por González Villar. No volverá a ser cine, pero sí se mantendrá la estructura de la mítica sala.

El Avenida lo compró Amancio Ortega en el 2007 y se lo vendió entonces a Caixa Galicia. Hoy es uno de los inmuebles más valiosos en manos de Abanca.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos décadas con el telón cerrado en la céntrica sala coruñesa