El Concello reclama por Tabacos a la Xunta una tasa pagada hace tres años

Algunos cambios en el proyecto que retrasan la concesión de la licencia de apertura de las dependencias judiciales fueron solicitados por el propio gobierno local


a coruña / la voz

Xunta y Ayuntamiento se culpan mutuamente del retraso en el traslado de los órganos judiciales al edificio de Tabacos. Pero lo cierto es que el Concello aún no concedió licencia para abrir unas dependencias inauguradas hace días con un acto al que asistió el propio alcalde. En María Pita sostienen que la petición de nuevos documentos para otorgar la licencia de primera ocupación está ajustada a la ley, pues ha habido modificaciones en el proyecto inicial de rehabilitación que no han sido incluidas. Desde la Consellería de Presidencia no niegan que los trabajos ejecutados difieren de lo previsto inicialmente, «algo que ocurre en todas las obras». De hecho, ya están recogidos en el proyecto reformado que ayer mismo enviaron al gobierno local. De lo que se quejan es de las formas. Asegura el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, que de haber existido una mayor agilidad por parte del Ayuntamiento en solicitar nueva documentación y un mínimo ánimo de colaboración con la Administración autonómica, no se estaría hablando ahora de esto y los plazos para que la nueva sede judicial entre en funcionamiento podrían cumplirse.

Sin ir más lejos, Rodeiro no entiende que el ejecutivo municipal utilizase el correo ordinario y no el electrónico, «como se hace en nuestros días», para remitirle la solicitud de nueva documentación. Eso provocó que Presidencia no recibiese la carta hasta finales de la semana pasada. «De haber cursado la petición por e-mail, ya tendrían todo en su poder hace tiempo», afirmó.

Pero no solo de eso se lamenta el delegado territorial. También está molesto con algunas de las exigencias municipales. Como la de un certificado final de la obra visado. «Al tratarse de documentos entre Administraciones, la ley dice que no tienen que estar visados por un colegiado en Arquitectura, pues la Xunta ya dispone de su propia supervisión de obras», recordó.

No entiende tampoco que se le exija el pago de las tasas de la licencia de obra, que ascienden a 45.000 euros, cuando «ya fueron pagadas hace tres años».

Recordó el delegado territorial que algunas de las modificaciones que han tenido que llevarse a cabo en el edificio y que no estaban en el proyecto inicial fueron solicitadas y hasta pagadas parcialmente por el propio Ayuntamiento. Se refiere Rodeiro a los 3.000 metros cuadrados reservados en Tabacos para uso municipal, pero los obras están sin realizar -el gobierno local tiene previsto ubicar ahí el departamento de Urbanismo-. Desde María Pita se pidió que les tapiaran una puerta y se habilitara un acceso por Ramón y Cajal, entre otros trabajos. Todo ello costó 100.000 euros. Cada Administración pagó la mitad.

El Ayuntamiento también exige a la Xunta el certificado final de urbanización, algo innecesario cuando es una Administración la responsable de la obra. También el certificado de instalaciones (agua, electricidad...).

La Xunta remitió ayer el proyecto modificado así como cuántos documentos exigió el Ayuntamiento; excepto aquellos que para Presidencia no son necesarios o el abono de las tasas, que ya fueron pagadas. Rodeiro espera que ahora haya mayor celeridad por parte del gobierno local.

El ejecutivo pidió a Xustiza la nueva documentación a través del correo ordinario

Los funcionarios demandan mayor información de la mudanza y que se les consulte

El nuevo edificio judicial de Tabacos abrió sus puertas el pasado 31 de marzo. Pero todavía no se conoce la fecha en la que todos los órganos allí destinados empezarán a trabajar. El reformado edificio acogerá la Audiencia Provincial, la Fiscalía, el Juzgado de Menores y la Junta Electoral.

El modo en el que se está produciendo el traslado no gusta a los sindicatos. El presidente de la junta de personal, Isidro Arturo Aranburu, lamentó que existe poco conocimiento entre los trabajadores de Xustiza de cómo se está realizando el traslado de las actuales dependencias judiciales, situadas en la calle Monforte, al edificio de la Fábrica de Tabacos.

«Desconocemos cómo se va a llevar a cabo la mudanza. No tenemos información, ni oficial ni oficiosa, de cuándo ni cómo se va a producir el traslado de los órganos», aseguró Aranburu, que asegura que a pesar de las reiteradas peticiones, la Administración no les ofrece información sobre la situación de las nuevas dependencias.

Los sindicatos han demandado saber cómo se hará, una vez producida la mudanza, el traslado de expedientes entre Fiscalía y el resto de órganos judiciales de la ciudad. Hasta ahora se hacía en carros de supermercado debido a la proximidad de los edificios, una situación «impensable» tras la mudanza. La Xunta les contestó que habrá entre ambos inmuebles dos vehículos lanzadera. La junta de personal pidió a la Administración que establezca «métodos adecuados» para realizar el traslado de expedientes y evitar dilaciones indebidas, por ejemplo, a la hora de decretar la libertad de algún preso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Concello reclama por Tabacos a la Xunta una tasa pagada hace tres años