El Ayuntamiento vuelve a licitar obras de accesibilidad
que ya ejecutó en los años 2014 y 2015

Cuatro actuaciones por valor de 100.000 euros de las 29 del plan para el distrito, ya están hechas


A Coruña / la voz

El gobierno local está tramitando la contratación de un paquete de 29 obras para la mejora de la accesibilidad en el distrito 4 de la ciudad, que incluye la estación de San Cristóbal, parte de las avenidas de Finisterre y Nelle, Joaquín Planells, los Mallos, parte de ronda de Outeiro, la avenida de Arteixo, Vioño, San Luis y la Sagrada Familia. Los trámites para contratar las obras, que están publicados en el perfil del contratante del Ayuntamiento y se desarrollan mediante el procedimiento abierto, se iniciaron el año pasado, y prevén una inversión conjunta de 881.500 euros en las citadas intervenciones.

El proyecto de los trabajos fue desarrollado por la empresa Eptisa durante el anterior mandato. De hecho, en la documentación que figura en el perfil del contratante se incluye la documentación original redactada por Eptisa, con fecha de mayo del 2013.

El nuevo proceso de contratación incluye las mismas obras que se tramitaron entonces y asciende al mismo presupuesto de licitación, pero, según se extrae de los documentos, parte de las intervenciones ya se tramitaron e incluso se ejecutaron por completo en el anterior mandato.

Se trata de la obras para reformar las paradas de bus ubicadas en el número 85 de la avenida de Arteixo, el cruce de Capitán Juan Varela con Ángel Senra, la situada a la altura de la estación en la calle Joaquín Planells y la emplazada en Alfonso Molina, junto a la plaza de Madrid. Todas se ejecutaron entre los años 2014 y 2015, la última, cuando se hicieron las reformas para humanizar el tramo municipal de Lavedra.

Esas reformas costaron cerca de 100.000 euros, pero además el proyecto que el actual gobierno sacó a licitación en el 2016 mantiene el plan de reforma original para las paradas de autobús ubicadas en Enrique Salgado Torres, que no tienen en cuenta la presencia de la nueva glorieta construida por el Ministerio de Fomento para conectar las calles General Rubín y Pablo Picasso.

El anterior gobierno local solo licitó esas mejoras, que empezaron a tramitarse en el 2013 sin abordar el resto del plan de accesibilidad, porque durante esos años se estaban desarrollando otras reformas -San Cristóbal, Lonzas o la Marina- que ya dificultaban de forma importante la circulación en varias de las principales avenidas de la ciudad.

Una licitación accidentada

Descontados los problemas que pueda ocasionar que se hayan incluido obras ya licitadas, la contratación de las obras de accesibilidad en el distrito 4 ya ha sufrido incidencias antes.

El pasado 10 de marzo, la junta de gobierno local acordó desistir del procedimiento de contratación que se había iniciado durante el 2016 porque se había producido un error aritmético en dos de las partidas de los proyectos. Por ese motivo fue preciso reiniciar desde el principio todo el proceso de forma urgente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ayuntamiento vuelve a licitar obras de accesibilidad
que ya ejecutó en los años 2014 y 2015