Un calendario incierto para Alfonso Molina

El ministerio prevé que el proyecto definitivo se someta a exposición pública esta primavera


a Coruña / La Voz

El Ministerio de Fomento ha incluido una partida de 2,5 millones de euros en los presupuestos de este año con el fin de iniciar la ampliación de Alfonso Molina.

Según las previsiones del ministerio, recogidas en el proyecto presupuestario, la obra continuará hasta el 2021 y requerirá una inversión total de 12,5 millones.

¿Qué calendario hay para iniciar los trabajos?

Los técnicos del ministerio están revisando el proyecto constructivo que se consensuó con el Ayuntamiento. La previsión es que sea sometido a exposición pública en primavera. Después, una vez resueltas las alegaciones, se iniciaría el trámite de expropiaciones, que podría quedar listo en otoño. De esa forma se podrían licitar la obras en el último trimestre del año, lo que permitiría a Fomento dar uso a los 2,5 millones que ha presupuestado con el arranque de la obra sobre el terreno.

¿Por qué llegará al 2021?

La duración definitiva de los trabajos se conocerá cuando esté aprobado el proyecto constructivo, pero Fomento prevé hacer inversiones en la avenida hasta el 2021. En principio se había planteado que las obras podrían estar listas en 18 meses, pero todo indica que ese plazo podría multiplicarse por más de dos. El motivo es que para ejecutarlas tan rápido sería necesario cortar por completo la circulación, lo que podría provocar un colapso de tráfico en los accesos de la ciudad. La ampliación del plazo indica que la obra se irá haciendo por fases y en parte en horario nocturno, de manera que se minimice el impacto sobre el tráfico.

¿Quién paga las obras?

Aunque están incluidos en los presupuestos del Ministerio de Fomento, los trabajos de ampliación serán sufragados por Audasa, la gestora de la AP-9, que hará frente al gasto con una subida de peajes del 1,5 % durante 20 años.

Cabe recordar que la subida de peajes se aplicaría incluso aunque la ampliación no fuese ejecutada, ya que esa fue la vía de financiación elegida por el Gobierno del PSOE en el 2011 para ejecutar las demandadas ampliaciones del puente de Rande, entre Vigo y Pontevedra, y la mejora de los accesos a Santiago. La decisión de subir los peajes en toda la vía, aunque las reformas se limitasen a esos tramos, llevó al PP de A Coruña a trasladar el asunto a los tribunales. Los populares mantuvieron la demanda hasta que la ministra Ana Pastor accedió a incluir la ampliación de Alfonso Molina en el acuerdo firmado en el 2011.

¿Por qué es necesario ampliar Alfonso Molina?

El principal objetivo de la reforma es mejorar las condiciones de seguridad en sus enlaces con otras vías. La principal fuente de problemas son las conexiones con la AP-9, en especial en dirección entrada, ya que la desaparición de unos de los dos carriles dificulta la circulación e incrementa la siniestralidad. La reforma también facilitará los accesos a los polígonos industriales, que son otros de los puntos que registran más accidentes y problemas de retenciones. Finalmente, la mejora también facilitará que la vía pueda hacer frente al incremento de tráfico que está previsto en los próximos años, cuando se estima que crecerá la población del área metropolitana, y permitirá la ampliación del puente de A Pasaxe, que también está al límite de su capacidad.

¿Cuántos automóviles circulan por la avenida?

Alfonso Molina se hizo conocida por registrar más densidad de tráfico que la Castellana, en Madrid. Durante el 2015, según los detectores del Ministerio de Fomento, cerca de 120.000 vehículos pasaban cada día por sus puntos más transitados. Fomento ha llegado a situar la intensidad de la circulación en más de 132.000 coches diarios y, aunque otras Administraciones manejan cifras distintas, nunca se ha estimado que por Lavedra pasen menos de 101.000 automóviles al día, entre ellos numerosos vehículos pesados que se dirigen a los polígonos industriales. Esas cifras apenas han descendido tras la apertura de la tercera ronda, que solo ha absorbido parte del tráfico que iba hacia Alfonso Molina.

¿Hay consenso político acerca de la ampliación?

No. El PP es el único partido que defiende sin fisuras el proyecto del Ministerio de Fomento, que fue impulsado durante el anterior mandato municipal hasta el punto de que se llegó a plantear el arranque de las obras en el 2015.

Aunque los populares defienden el plan, los grandes valedores de la ampliación durante décadas fueron los socialistas. Los exalcaldes Francisco Vázquez y Javier Losada reclamaron la obra y lograron que se diesen los primeros pasos firmes para ponerla en marcha durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en especial cuando José Blanco se ocupó de la cartera de Fomento.

Pero el PSOE, que durante el mandato municipal del popular Carlos Negreira reclamaba que se acelerase el inicio de la obra, dio un giro a su política a finales del 2015, tras la victoria de la Marea, cuando mostró en público su rechazo a la ampliación de carriles. A pesar de que ha provocado divergencias internas, esa línea se ha mantenido desde entonces.

El BNG también rechaza la ampliación, y es muy crítico con la financiación de los trabajos mediante un incremento de peajes.

Cuando llegó al gobierno local en el 2015, la Marea rechazó el plan de Fomento, que accedió a renegociar el proyecto. Esas conversaciones se alargaron durante más de un año, y el proyecto que el ministerio llevará a exposición pública esta primavera es producto de esa negociación. El nuevo diseño es muy similar al inicial, y recoge los puntos claves del mismo, entre ellos la ampliación a cuatro carriles. Aunque sigue siendo crítico, el gobierno local ha aceptado ese documento, lo que le ha valido críticas del PSOE, que sigue rechazando la posibilidad del cuarto carril.

¿Qué más grandes obras quedan por delante?

La ampliación de Alfonso Molina permitirá la del puente de A Pasaxe, ya que sin ella los ingenieros de Fomento calculan que se producirían fuertes atascos a la salida del viaducto. Por otra parte, Fomento ha incluido en su planificación la construcción del vial 18, que unirá la autopista con la tercera ronda y también será financiada por Audasa. Ambas infraestructuras están en fase de planificación y en el proyecto de presupuestos de este año no se incluye ninguna pista que permita estimar cuando se pondrán en marcha las obras ni cuando estarán finalizadas.

El PP luce la inversión en la avenida y la oposición condena las cuentas

Como era previsible, el Partido Popular se quedó ayer solo en la defensa de los Presupuestos Generales del Estado para este año. Los diputados Miguel Lorenzo y Tristana Moraleja defendieron que las cuentas «cumplen» con Galicia y con la ciudad, además de que «alimentan la recuperación económica». El también concejal en A Coruña destacó la partida para Alfonso Molina, y recordó que está previsto destinar a su ampliación 12,5 millones hasta el ejercicio 2021. También recordó que se destinarán 17,6 millones a la puesta en marcha del puerto de Langosteira.

Por su parte, Moraleja destacó los 2,2 millones que se dedicarán a la reforma del cruce del Sol y Mar en Oleiros, uno de los puntos negros del tráfico en la zona.

Sus rivales políticos fueron mucho menos amables con los presupuestos. La concejala de Facenda, María Eugenia Vieito (Marea Atlántica), calificó el proyecto de «lesivo coa cidadanía coruñesa» y lamentó que «frea as inversións e impide o desenvolvemento de proxectos demandados historicamente, como o tren a punta Langosteira». Vieito, que solo destacó la aportación para Alfonso Molina, criticó que el Gobierno central «abandona o investimento na cidade» y continúa con la «asfixia que o ministro Montoro parece empeñado en inflixir ás Administracións locais».

El portavoz del PSOE, José Manuel García, criticó la «falta de inversión y de compromiso con la movilidad» del Gobierno del PP, ya que «no hay inversión para el vial 18, no se prevé que las obras de Lavedra finalicen antes de cuatro años, no se prevé la ampliación del puente de A Pasaxe, no se prevé inversión para la estación intermodal» por lo que criticó que «todo lo que tiene que ver con la movilidad está sufriendo por la mala planificación del gobierno municipal y la falta de inversiones de Fomento».

Avia Veira (BNG) lamentó el descenso del 40 % en las inversiones en la ciudad y lamentó que el Gobierno central está «obviando» actuaciones prioritarias para mejorar la movilidad o impulsar el aeropuerto de Alvedro y punta Langosteira.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un calendario incierto para Alfonso Molina