El cableado se acumula en los edificios de la ciudad

La gran mayoría de los barrios coruñeses tienen sus fachadas repletas de tendido eléctrico, que podría resultar peligroso


A Coruña / La Voz

Las ciudades crecen. Es algo que todo el mundo sabe. El aumento de la población obliga a construir nuevos edificios y a extender el área de las urbes. Aumenta, por tanto, el número de viviendas. También lo hace, consecuentemente, el número de instalaciones eléctricas y telefónicas para abastecer a miles de ciudadanos. A Coruña no es una excepción y prácticamente todos sus edificios tienen en sus fachadas algún tipo de cable. Con el paso del tiempo y el avance de las tecnologías y los materiales empleados, todo este cableado ha terminado formando un enrevesado mosaico que predomina en los exteriores de los edificios coruñeses.

Cables en la plaza de Lugo
Cables en la plaza de Lugo

En el centro, como es lógico, se dan varios casos de acumulación de cables. En la calle Real hay más de cinco puntos en los que se acumulan. También ocurre lo mismo en las calles colindantes. En otros lugares emblemáticos de la ciudad, como la plaza de Lugo, la restauración de varias fachadas no ha evitado que siga viéndose el tendido, que se acumula sobre todo en la separación entre edificios. Monte Alto es otra de las zonas especialmente afectadas por el feísmo que producen los alambres sobre las viviendas. En la calle de la Torre ni siquiera hace falta que haya un edificio sobre el que sostener el cableado, pues el tendido se encuentra suspendido en algunos puntos en el aire.

Cables en Ángel del Castillo
Cables en Ángel del Castillo

En el Agra do Orzan puede verse alguna caja de conexiones que está abierta, lo que supone un problema mayor para la seguridad de los viandantes y los vecinos del inmueble. Sucede en la calle Villa de Negreira, con cables e instalaciones eléctricas anticuadas. También es muy habitual encontrarse este tipo de marabunta en los Mallos. Por ejemplo, en la calle Ángel del Castillo los cables se enredan y se acumulan a lo largo de bloques enteros. También sucede algo similar en la calle San Luis.

Prácticamente no hay un solo barrio en la ciudad en el que se haya cuidado la apariencia de los edificios y se oculten los cables para evitar el feísmo que producen a la vista. Cabría destacar zonas de reciente construcción, como puede ser Novo Mesoiro o Matogrande.

Cables en la zona de los Mallos
Cables en la zona de los Mallos

La situación, lejos de mejorar mediante alguna medida que contribuya a la ocultación del tendido o su sustitución -sobre todo por motivos económicos- parece que con el paso del tiempo serán más los cables que decoren la ciudad. Los edificios coruñeses pierden, de esta forma, una parte importante de su encanto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

El cableado se acumula en los edificios de la ciudad