Tres casas okupas inquietan a los vecinos en A Coruña

Denuncian robos y delincuencia en viviendas en la Sardiñeira, los Mallos y el Agra del Orzán


A Coruña / La VOz

El caso de Antonio Vázquez y sus dos viviendas adosadas en Eirís no es el único que tiene en vilo a vecinos en A Coruña. Otros okupas se han adueñado de viviendas deshabitadas y crean problemas ante la pasividad de las autoridades. Vecinos coruñeses no cesan en denunciar esta situación, argumentando la proliferación de peleas, robos o malos olores. La mayoría, sin embargo justificarían su presencia si hubiese un buen comportamiento.

«Llamamos un día sí y otro también, pero nadie hace nada», dice un desesperado vecino de la calle Agra dos Mallos, donde se celebra el mercadillo de A Sardiñeira. Allí hace un año que una familia de seis miembros -un matrimonio de ancianos, tres hijos y la pareja de uno de ellos- se asentó en una casa abandonada. «Cuando no vienen más», cuenta uno de los vecinos.

«A mí no me molestarían si fuesen educados, pero no lo son», afirma otra vecina. Insultos, amenazas y vejaciones son habituales. «Hacen sus necesidades por todos lados y, como no tenemos alcantarillado, en cuanto hace un poco de calor esto huele que apesta», reporta una mujer, la más indignada con la presencia de esta familia en la zona: «No los quiero aquí, y punto».

La casa okupada se encuentra en un estado ruinoso. Las personas que viven en ella quitaron el precinto de la Policía Local que la rodeaba. Desde entonces, han instalado en la entrada del inmueble todo tipo de objetos para subsistir, como una nevera o una cocina portátil. «El señor mayor duerme fuera todas las noches. Imagínese lo que es levantarse para ir a trabajar y encontrarlo ahí», señala una vecina.

Un residente de la zona hizo un cerramiento de las fincas que rodean esta casa para evitar que estas personas las atravesasen. «Cuando lo hizo, le dijeron que se lo iban a tirar». Y así fue.

INMUEBLE DE LA CALLE LA PAZ Nº 5 QUE ALOJA A OKUPAS
INMUEBLE DE LA CALLE LA PAZ Nº 5 QUE ALOJA A OKUPAS

En los Mallos, desde el sábado por la mañana un grupo de okupas se han adueñado del número 5 de la calle La Paz. «Es un edificio nuevo, que nunca se llegó a habitar. La constructora debió de quebrar y ya el verano pasado entraron y robaron ventanas y electrodomésticos», afirma un vecino de la zona, que no ha advertido todavía la presencia de estas personas. Lo mismo dice otra mujer residente en la misma calle: «Está a porta rota, pero a tapiaron por dentro. Tamén puxeron placas nas fiestras da entrada».

Todas los balcones de esta vivienda están abiertos -por los robos que hubo en agosto-, salvo las del primero. Con una lona negra de plástico y unos tablones de madera los okupas cerraron el piso en el que viven. Existe preocupación entre los vecinos de la zona, pues desde esta casa se entró en otro inmueble hace unos meses, aunque desde el sábado todos destacan la tranquilidad que reina en la casa.

EDIFICIO DE JOSÉ BALDOMIR DENUNCIANDO POR LOS VECINOS
EDIFICIO DE JOSÉ BALDOMIR DENUNCIANDO POR LOS VECINOS

En la calle José Baldomir, en el Agra do Orzán, la situación también es insostenible. «Estase a marchar xente da rúa ante esta situación», explica una de las afectadas, que denuncia que en el número 16 está okupado y en él se generan muchos «altercados e pelexas». Además, por la puerta salen aguas fecales, por lo que sospechan que existe un problema de tuberías en la vivienda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Tres casas okupas inquietan a los vecinos en A Coruña