Los sindicatos denuncian despidos en los centros cívicos y en los museos científicos

Afirman que diez conserjes y otros 17 empleados de atención al público podrían ir al paro


A Coruña / la voz

Los sindicatos temen que se produzcan nuevas pérdidas de puestos de trabajo en servicios municipales que están en proceso de adjudicación a compañías privadas. El sindicato USO ha denunciado que diez conserjes que prestan servicio en los centros cívicos de Labañou, Mallos, Sagrada Familia, Eirís y Mesoiro podrían no ser subrogados por las nuevas adjudicatarias del servicio. El sindicato considera que de esa forma se incumplirán los pliegos de condiciones de contratación del Ayuntamiento. Además, la central ha denunciado la «inoperancia» del gobierno local por no exigir que se cumplan las condiciones contractuales, y ha criticado la «imposibilidad» de entrevistarse con los responsables de la gestión de esos espacios, que están adscritos a la concejalía de Servicios Sociales. También ha advertido que si no se regulariza la situación, se tomarán medidas legales y sindicales contra el Ayuntamiento.

Por otra parte, también hay inquietud entre la plantilla que presta el servicio de atención al público en los Museos Científicos coruñeses, en los que podrían perderse 17 puestos de trabajo.

Según la información del perfil del contratante, hasta ahora se pagaba la cotización de 49 personas, pero en la relación de personal adscrito al servicio, y que por lo tanto tendría derecho a ser subrogado, figuran 32 trabajadores.

La causa de la diferencia fue preguntada por una de las empresas que se presentaron al concurso, la respuesta de los responsables municipales, según figura en la documentación del concurso publicada en la web del Ayuntamiento, es que se trata de «la lista de personal que el actual contratista considera que es susceptible de subrogación frente al personal que no tendría tal derecho».

El Ayuntamiento ya tuvo problemas con la subrogación de trabajadores en otros contratos anteriores. El caso más conocido hasta ahora fue el de personal de limpieza de los colegios públicos. Cuando el servicio cambió de manos a mediados del pasado mes de enero, 13 trabajadoras no fueron subrogadas, lo que provocó protestas tanto contra la empresa como contra el gobierno local. Después de varios días de quejas, la situación de la mayoría de ellas fue reconducida.

También se produjeron problemas cuando se renovó el contrato de limpieza del palacio de María Pita y de otras instalaciones municipales, en el primer trimestre del año pasado. Los nuevos pliegos preveían una reducción de la jornada de las trabajadoras, lo que también llevaría aparejado una bajada salarial. Después de algunas protestas, el gobierno local decidió rectificar el contrato para garantizar que se mantenían las condiciones laborales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los sindicatos denuncian despidos en los centros cívicos y en los museos científicos