La obra del Ramón de la Sagra llega a la Fiscalía de Menores

Un día después del comienzo de la retirada del amianto, el 90 % de los alumnos de infantil no acudieron al centro


a CORUÑA / LA VOZ

Con los trabajadores sobre el tejado desde el lunes, la posibilidad de que la Xunta aplace por propia iniciativa la retirada de amianto del colegio Ramón de la Sagra se desvanece mientras los padres dan nuevos pasos para resolver el conflicto en los tribunales, la única vía que les queda después del fracaso del diálogo con Educación y del informe del Valedor do Pobo que les dio la razón y esperanza en una resolución judicial a su favor.

El dictamen de la valedora sirve de fundamento a la denuncia que los padres presentaron ayer en la Fiscalía de Menores. A primera hora de la mañana las familias se concentraron en la puerta del edificio administrativo de la Xunta en Monelos con pancartas, megáfonos y consignas, y desde allí se dirigieron al registro de Educación para entregar un escrito en el que comunican a la Inspección y a la dirección del centro su decisión de no enviar a los niños a clase. Lo harán, aseguran, «cuando los trabajos de la cubierta finalicen y los resultados de los ensayos garanticen que no hay riesgo de exposición a amianto».

Dos semanas sin clase

Eso no ocurrirá antes de dos semanas, según el plazo que maneja la constructora. Un día después del inicio de las obras hubo aulas de 25 niños a las que solo acudieron dos. La media de asistencia en infantil rondó el 10 % y en los cursos de primaria aparecieron el 15 % de los alumnos. Los profesores entregaron a los padres tareas escolares para casa, similares a las que realizarán los niños en clase, y ayer por la mañana, acompañada por la directora del colegio, una representación del claustro presentó también un escrito en Educación.

La «logística de combate» es ahora la faena principal para las familias. La coordinadora de padres que desde el 28 de octubre lleva adelante todas las acciones está elaborando un censo de familias con necesidades de conciliación para cubrir a las que no tienen a quien dejar al cuidado de sus hijos por la mañana o en las horas de comedor. La lista deberá quedar esbozada antes del viernes, pues a finales de semana los padres mantendrán una reunión con portavoces del Concello, que ha ofrecido su ayuda para ceder un espacio donde puedan permanecer los niños mientras continúe la obra.

La reivindicación de las familias del Ramón de la Sagra sumó nuevos apoyos ayer, de parte de la Asociación de Vecinos de Monelos y Fuentes de las Pajaritas, que acudió a la concentración delante de la Xunta, y del círculo de Podemos de la zona de Monelos-Castrillón, que reclamó que «los trabajos se realicen en un período en el que las aulas se encuentren vacías para no exponer la salud de los escolares».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La obra del Ramón de la Sagra llega a la Fiscalía de Menores