El coruñés que sueña con la NBA

Nicolás Valiente, que padece el síndrome de Usher, es uno de los tres finalistas españoles de un concurso cuyo premio es asistir en Nueva Orleans al All Star Game


Hace honor a sus apellidos. Nicolás Valiente Romay tiene 19 años y es uno de los tres finalistas españoles en el concurso My NBA History, que promueve la liga profesional americana. El premio consiste en asistir en directo al All Star Game que tendrá lugar entre en 17 y el 20 de febrero en Nueva Orleans. Su padre, Julián, se mueve estos días por las redes sociales para intentar que su hijo sume más votos que los otros dos candidatos y acceda así al fantástico premio final. «Es un loco del baloncesto», afirma el progenitor. Un equipo de grabación se desplazó desde Londres para grabar la historia de Nicolás. Un chaval coruñés que jugaba en el Básquet Coruña, que a los 4 años ya utilizaba audífonos, y más adelante empezó a perder visión. «Tiene el síndrome de Usher, una enfermedad genética rara que provoca sordera y retinosis pigmentaria», relata el padre. En el vídeo, Nico cuenta lo mal que lo pasó al conocer los detalles de su dolencia y comprobar cómo se le truncaban sueños como, por ejemplo, llegar a jugar en la NBA. Y hace honor a sus apellidos porque es Valiente y porque, como el gran Romay, quiere seguir unido al baloncesto. Es monitor de tiempo libre y pretende trabajar con algún equipo vinculado al campo de la discapacidad. Por ahora lo que ya ha conseguido es haber sido seleccionado entre centenares de candidatos. Su historia de superación y amor al básquet cautivó a la jurado. «La primera vez que mi padre me llevó a un partido del Básquet Coruña recuerdo el ambiente y que le dije a mi padre que quería jugar. Ver mi nombre en una camiseta de un equipo de la NBA es una fantasía», relata en la cuidada grabación que ilustra el lugar donde votar por este coruñés. «Sé que puedo quedarme sordo-ciego en un momento de mi vida, pero lo llevo lo mejor que puedo con la ayuda de mis padres, de mis amigos y del baloncesto. Cuando estoy en la pista siento que no tengo ninguna enfermedad. Soy libre. Me siento uno más», destaca este coruñés que sueña con la NBA.

Recuerdos del colegio

Resultó más complicado encontrar una fecha que les viniese bien a todos que localizar a los excompañeros de clase. Por fin, gracias a la Navidad, los de la primera promoción del colegio Obradoiro, que estuvieron todos los cursos en el centro, desde 1977 hasta 1990, volvieron a verse las caras para celebrar que ya pasaron algo más de 25 años desde que hicieron la selectividad. El viernes 23 se fueron de cena y se lo pasaron en grande recordando viejas anécdotas escolares.

Travesía de los Inocentes

El buen tiempo contribuyó a que la cuarta edición de la travesía a nado solidaria de los Inocentes resultase un éxito. Un total de 150 deportistas se lanzaron al agua en Santa Cristina en la prueba organizada por la empresa constructora Desarrolla y el Club de Regatas de Perillo. La iniciativa surgió en el 2013, de la mano de una veintena de nadadores que en solo tres años lograron unir a su causa a más de un centenar de inscritos. Recaudaron 900 euros que fueron a parar a la Cruz Roja en una travesía cuyos nombres más destacados fueron David Rodríguez, Manuel Regueiro, Alberto Antelo, Claudia Villar, Bogna Mazur y Cristina Gómez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El coruñés que sueña con la NBA