«A Coruña no existía, el origen del término es un homenaje a Carlomagno»

Mila Méndez Otero
mila Méndez A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Mila Méndez

El profesor de la UVigo presenta una nueva investigación sobre el topónimo de la ciudad

21 jul 2021 . Actualizado a las 13:00 h.

Lingüistas e historiadores coinciden en que ningún otro topónimo como el que da nombre a la ciudad herculina tuvo un origen tan misterioso en lo que respecta a las grandes villas gallegas. Un profesor de la facultad de Filoloxía e Tradución de la UVigo añade una nueva teoría a esta apasionante y a veces, también, polémica búsqueda. Gonzalo Navaza, miembro de la Comisión de Toponimia y académico correspondente de la RAG, acaba de publicar en la Revista Galega de Filoloxía de la UDC su investigación. Él asegura que «el enigma queda resuelto».

-¿Qué novedad aporta?

-Lo que hice fue interpretar con rigor filológico e histórico la documentación que ya existía.

-¿Cuál es el origen del nombre?

-Brigantium y Faro fueron, por este orden, sus dos nombres anteriores. La palabra Crunia, como nombre de la localidad, aparece por primera vez en 1208. Fue el rey Alfonso IX quien la bautizó así cuando le concedió los foros reales, de la misma forma que hizo con Baiona. Antes, sabíamos que el término ya figuraba en otro texto anterior, la Historia Turpini o Historia Karoli Magni, el cuarto libro del Códice Calixtino, de la primera mitad del siglo XII, unos 50 años antes, aproximadamente. Sin embargo, y contrariamente a lo que muchos piensan, no se trata de una prueba documental del término, sino de su fuente literaria.