El consistorio adaptará el nombre de 22 calles a la toponimia gallega

La Praza de Ourense y la avenida de Arteixo serán algunos de los nuevos nombres


A Coruña / la voz

Desde el 14 de julio de 1983 la toponimia oficial de Galicia está únicamente en gallego. Arteixo es la única forma correcta de nombrar ese municipio. El nombre en castellano, sin embargo pervive hasta la actualidad en el callejero coruñés, tanto en el caso de ese Ayuntamiento colindante como muchos más, que figuran en castellano pese a que esa no es la forma correcta. Las calles Mellid, Villa de Lage o Puendeume aparecen con esas denominaciones en placa y callejero.

La alcaldía dio orden esta semana de comenzar «cando se poida, en función dos recursos», el proceso de normalización lingüística del callejero. La inversión a realizar en tales cambios es mínima y tan solo habrá que sustituir placas.

Así, la plaza de Orense -pues oficialmente en A Coruña todavía es ese el nombre- pasará a denominarse Praza de Ourense y la avenida de Finisterre, avenida de Fisterra. Río Jallas pasará a llamarse Río Xallas y será Arteixo, y no Arteijo, el que dé nombre a la avenida que cruza la ciudad. Y así, hasta en 22 casos.

Intentos previos

Además del cambio de placas, se modificarán también los registros municipales con las denominaciones para que figuren correctamente escritas en la documentación municipal, 33 años después de que la Xunta aprobase la toponimia oficial.

No hay fechas marcadas, pero el proceso podría ser rápido, indican fuentes municipales. El de ahora no es el primer intento de adaptación del callejero a la normativa. En el 2008, durante el bipartito, se inició una operación similar. Entonces se localizaron 105 vías pendientes de cumplimiento de la Lei de Normalización Lingüística de Galicia, pero un año después solo se había tramitado la modificación de 14 nombres, entre ellos la avenida de Arteijo y las calles Mellid, Puentedeume y Rianjo.

Sin embargo, aquellos trámites no llegaron a culminar y, pese a la insistencia de los nacionalistas, las antiguas placas siguieron -y siguen- en su lugar sin haber entrado en vigor el cambio aprobado en María Pita entonces. La Marea quiere completar ahora ese trabajo como ya ha hecho con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Una veintena de sustituciones en aplicación de la Ley de Memoria Histórica

Los cambios en el callejero fueron de las primeras medidas adoptadas por la Marea, que sustituyó 22 placas en otras tantas calles en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. El gobierno local culminó esas modificaciones el año pasado, cuando Alférez Provisional pasó a llamarse Avenida do Porto; General Sanjurjo, avenida de Oza y Gómez Zamalloa, Costa da Unión, entre otras muchas. Millán Astray, Teniente Coronel Teijeiro, los Caídos y Castillo de Olite salieron también del callejero.

En algún caso, como en el de General Sanjurjo, el cambio de nombre se hizo prácticamente en paralelo con una modificación de la numeración que generó algunas quejas entre los vecinos de la avenida.

Otras propuestas

Aunque todavía no se sabe dónde se aplicarán, recientemente la Comisión de Honores del Ayuntamiento aprobó otros 22 nombres más para bautizar vías y espacios públicos en la ciudad donde sea necesario. En la lista se concretaba un caso: la calle Cabo Santiago Gómez pasará a llamarse Orquesta Sinfónica de Galicia.

En ese paquete, aprobado en junio de este año, se incluyen también otros nombres, como los de José Luis Muruzábal, Pucho Boedo, Anxo Guerreiro, Rosalía Mera, Milagros Rey, Lois Pereiro, Luísa Villalta y otros. La decisión de en qué calle se pone cada uno de los nombres es una prerrogativa del gobierno local, que no necesita llevar a pleno esas variaciones del callejero. Todavía no se ha hecho público cuáles son las intenciones del ejecutivo local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

El consistorio adaptará el nombre de 22 calles a la toponimia gallega