Los trabajadores de los quioscos del paseo no cobran desde agosto

El Concello adjudicó en enero la explotación a Kigal por 8 años


a coruña / LA VOZ

Llueve sobre mojado para los trabajadores de los quioscos del paseo marítimo. Con el conflicto en el que se vieron involucrados tras la quiebra de la anterior empresa todavía pendiente de resolver, los ocho empleados de los puestos de las Esclavas, la Casa del Sol, la Torre y San Amaro han disfrutado de menos de medio año de estabilidad laboral. El 14 de septiembre recibieron su último salario, correspondiente al mes de agosto, y desde hace tres semanas no han tenido un día libre. La baja por enfermedad de una trabajadora que no ha sido cubierta con otro contrato ha puesto en evidencia las dificultades de la empresa Kigal para mantener abiertos los quioscos y los baños públicos habilitados en la misma estructura si no es a costa de los empleados.

La explotación de los cuatro quioscos fue adjudicada por el Ayuntamiento el pasado 28 de enero, poniendo fin a más de un año de inactividad en el que los locales permanecieron cerrados a causa de los problemas económicos de la anterior empresa adjudicataria, Rede Galega de Kioscos (Regaki), una filial del grupo GES, perteneciente a la Confederación Galega de Minusválidos (Cogami). En octubre del 2014, después de 16 años de actividad, la firma constituida en A Coruña entraba en concurso de acreedores con una plantilla en Galicia de 95 personas, 37 tiendas y 700.000 euros de pérdidas.

Adjudicación

De la quiebra de Rede Galega nació Kigal, un centro especial de empleo fundado a principios del 2016 por el gerente de la empresa fallida, al abrigo de la Asociación Trabajadores Discapacitados de Galicia (Atradisga). Sus responsables presentaron al Ayuntamiento de A Coruña una propuesta para explotar los quioscos, en la que se comprometían a integrar laboralmente a personas con diversidad sensorial o funcional, reinvertir el 80 % de los beneficios que generen los quioscos y a abonar un canon municipal. En el pliego de condiciones de la concesión, el Concello detallaba, efectivamente, la integración en el mercado laboral de personas con discapacidades y la reinversión de beneficios.

Los trabajadores cubren el horario de apertura de los quioscos, de 8.30 a 20.30 horas -en verano el cierre se prolonga-, en dos turnos de seis horas los siete días de la semana. Atienden a los clientes de los puestos y a los usuarios de los baños públicos (también se encargan de la limpieza) instalados por el Ayuntamiento en un espacio del quiosco. Su salario mensual es de 850 euros netos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Los trabajadores de los quioscos del paseo no cobran desde agosto