«Estamos acostumbrados a tener mucha gente alrededor y no sé si algún día sabremos estar solos»

Los Lobón Martínez, de A Coruña, son una familia numerosa compuesta de nueve miembros y acostumbrada a hacer planes para todos


Redacción / La Voz

A Pilar Martínez sus amigas le recuerdan que cuando eran solo unas chiquillas ella siempre decía que tendría siete hijos. Cumplió. «A mí uno solo nunca me gustó. Tres era un punto de partida que no nos desagradaba, porque si uno no se lleva bien con el otro siempre hay un tercero que puede hacer de intermediario. De tres a siete, bueno, solo hay cuatro», bromea. Pilar y su marido, Santiago Lobón, tuvieron a sus siete hijos sabiendo a lo que se enfrentaban. En la familia de Pilar habían sido seis hermanos, en la de Santiago, tres. «Estamos acostumbrados a tener mucha gente alrededor. Lo que no sé es si algún día sabremos estar solos», dice. Les pasó a sus padres, a los que «cuando se quedaron solos les faltaba algo, estaban como desubicados al principio».

En una familia tan numerosa, «lo de la intimidad es complicado», pero los Lobón Martínez lo llevan bien. «Normalmente las cosas las planeamos para todos», asegura Pilar, para quien la clave para que todo funcione está en la organización.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Estamos acostumbrados a tener mucha gente alrededor y no sé si algún día sabremos estar solos»