Vecinos y comerciantes del Agra del Orzán patrullan las calles para frenar los robos

a. mahía, J. m. pan, e. mouzo A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

MARCOS MÍGUEZ

«Nuestra labor es la misma que la de los serenos, vemos algo y llamamos al 091»

17 sep 2016 . Actualizado a las 08:51 h.

Los que viven y los que trabajan en el Agra del Orzán se han echado a la calle para proteger sus hogares y negocios. Porque dicen estar cansados de «tanto robo en la zona» y porque «el número de policías es el que es y nos hemos visto obligados a tomar una decisión tan drástica». La Voz fue testigo esta noche de cómo patrullan por un barrio muy castigado por los robos. ¿Son valientes? «Nos arriesgamos para luchar por nuestros intereses, nuestros negocios, nuestras casas y nuestro futuro», sentencian.

Cuando cae la noche, entre diez y quince personas se citan en un punto del Agra, uno de los barrios más azotados por la delincuencia. Ahí forman grupos de entre dos y tres vigilantes, dividiéndose el barrio en distritos.

¿Qué hacen cuando ven un acto delictivo? Llaman a la policía. Nada más. Evitan el enfrentamiento con el ratero. Si observan que alguien está en actitud sospechosa mirando al interior de un comercio o intentando entrar en un portal, se avisan entre ellos y marcan el 091. «La verdad es que cuando llamamos por algo raro que vemos la respuesta policial es rapidísima. A veces llegan en menos de un minuto», cuenta uno de los integrantes de esta patrulla ciudadana que ya lleva tiempo organizada, repartiéndose la noche en turnos.