«Un pouco narigudo», el elogio de Pondal a Tettamancy


El cuaderno de homenaje a Francisco Tettamancy, fechado en A Coruña el día 3 de febrero de 1901, es uno de los documentos de mayor interés que ha llegado a la Academia Galega dentro de esta campaña. Es un ejemplar único que se elaboraba entonces como homenaje a una persona y que, según apunta la responsables del archivo, entonces era algo muy habitual.

En este caso, los impulsores del cuaderno eran los miembros de la Cova Céltica, que querían con el mismo rendir así un homenaje a Tettamancy, que fue uno de los fundadores de la Academia Galega y de la Asociación de la Prensa de la ciudad, entre otras iniciativas. Algunos de los textos del cuaderno homenaje están acompañados de retratos de los autores, entre los que figuran Manuel Murguía, Eduardo Pondal, Florencio y César Vaamonde Lores, Uxío Carré o Manuel Lugrís Freire. Lógicamente todos los textos son laudatorios, si bien Mercedes Fernández-Couto, la directora del archivo, llama la atención sobre el de Eduardo Pondal, unos pocos versos en los que dice: «Tettamancy coraxudo / Anque un pouco narigudo», evocando de alguna manera al clásico de Quevedo. De todos modos, el poema concluye con un rotundo elogio del homenajeado. Este cuaderno ha sido aportado por Marisol Núñez y la Academia lo ha digitalizado para contar con una copia del mismo. Así, aunque el original sigue en poder de su dueña, los estudiosos podrán consultarlo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Un pouco narigudo», el elogio de Pondal a Tettamancy