Más visitantes, muchos foráneos, y menos ventas en la Feira do Libro

R. G. A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

a. del río

Los libreros dicen que el cambio de ubicación apenas repercutió en el resultado de la feria

11 ago 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

A las diez de la noche de ayer, la música del Negra sombra sonaba en el reloj del edificio de Correos. A esa hora bajaban la persiana las 38 casetas que han participado este año en la Feira do Libro de A Coruña. El ritmo melancólico de los versos de Rosalía y la música de Xoán Montes parecía resumir el resultado que dejan en los libreros y editores los diez días de la considerada la mejor feria del libro de Galicia.

Varios libreros coincidían en el balance: muchos visitantes a las casetas de la feria y menos ventas que el año anterior. Una de las libreras situaba las ventas al mismo nivel que hace dos años, mientras que el responsable de otra de las casetas destacaba la presencia de foráneos entre los numerosos visitantes. Tampoco faltaban los que ironizaban diciendo que hubo mucha gente, «pero se acercaban poco a las casetas».

En cuanto al cambio de ubicación de la feria, quienes tenían la caseta hacia la acera consideran que no suponía ninguna diferencia apreciable con respecto a la situación de años anteriores en los jardines de Méndez Núñez. De todos modos, algunos indicaban que en esta nueva ubicación puede ser un problema por la cercanía a la vía de circulación de los vehículos, sobre todo cuando hay importantes aglomeraciones de visitantes: «Te acercas al borde de la acera con el riesgo de que te golpee el espejo de un coche». En este sentido apuntaban propuestas como colocar todas las casetas frente a la estatua de Curros, con lo que la situación sería similar para todos. Aunque en teoría las casetas se sortean, lo cierto es que la mayor parte de las editoriales y distribuidoras participantes estaban en las perpendiculares a la acera. Fue en una de ellas, la editorial Trifolium, donde la candidata del Bloque, Ana Pontón, adquiría ayer un libro durante la visita a la feria: «De todos os políticos que pasaron por aquí foi a única que mercou un libro», decía Xan Arias. Durante la visita, Pontón pidió la puesta en marcha de una mesa del libro para ayudar al sector en la crisis que atraviesa y destacó la reducción del 75 % en las ayudas para la compra de libros para las bibliotecas.