El lado más tierno de Carlinhos Brown


 El multitudinario concierto con el que el carismático músico brasileño Carlinhos Brown abrió anteayer las fiestas de María Pita tuvo sus prolegómenos cargados de simpatía, de emoción y de solidaridad. Algunas personas se acercaron a la zona de camerinos y pidieron saludar al cantante y hacerse fotos con él, a lo que respondió en todo caso con una sonrisa y posando para el selfie, como se aprecia en la foto. Carlinhos Brown, bien conocido por sus proyectos solidarios y de apoyo a los niños de la calle de Brasil, recibió también a Patricia Campos, impulsora del proyecto Quimions, orientado a hacer más llevadera la enfermedad a los niños que padecen cáncer. El músico brasileño no se olvidó, una vez subido al escenario, de expresar su apoyo a ese movimiento. Semanas atrás había sido Alejandro Sanz quien se sumó también a la causa de Quimions. Carlinhos Brown, además del cariño de muchas personas y de la peticiones de apoyo de organizaciones solidarias, se llevó también como recuerdo de su nuevo paso por la ciudad una torre de Hércules de Sargadelos que le entregó el alcalde, Xulio Ferreiro.

Inicio de Ciclos Abiertos

La Exposición Ciclos Abiertos de Ángeles Jorreto comenzará este viernes, a las 20.00 horas, en la Casa Museo Casares Quiroga. Será la primera vez que la pintora ourensana muestre su obra en Casares Quiroga, aunque ya es una artista bien conocida de la ciudad, al haber expuesto en lugares prestigiosos de A Coruña como el Casino, el Club Financiero o en la Escuela de Finanzas, así como en diversas galerías. Su pintura está caracterizada por provocar sensaciones inesperadas y sugerentes en el espectador y por el juego que proporciona a las gamas de color. De todas formas, la propia Ángeles reconoce que en esta ocasión será una obra desconocida en la que dará un paso al frente, simplificando los paisajes, esquematizando las figuras, en las que el caminante se encuentra en busca de su destino, mientras que los rostros femeninos se esconderán entre trazos contundentes y expresivos. Sus rasgos indefinidos confieren a los seres una sensación de eternidad e intemporalidad con la virtud de que pese a lo anónimo de sus rostros físicos son potentemente expresivos. Todo lo construye mediante trazos espontáneos e inconexos, con los que acaba consiguiendo obras de incuestionable belleza. La exposición en sí forma parte de un camino evolutivo que se inició hace treinta años, por lo que se trata de ciclos enlazados, no de una muestra retrospectiva. Estará abierta al público hasta el 3 de septiembre.

Un descanso merecido

Tras más de 43 años (desde el 2 de mayo de 1973) trabajando en el Instituto Nacional de Previsión, a Víctor Barros Lata le ha llegado el momento de jubilarse. Por ello, sus compañeros le han brindado un cariñoso y merecido homenaje en forma de comida en donde reinó la nostalgia y el buen ambiente. El funcionario de la Seguridad Social, visiblemente emocionado, pronunció un discurso con el que agradeció a los presentes y a todos los que le han acompañado durante estas décadas. Un descanso más que merecido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El lado más tierno de Carlinhos Brown