El Chuac limita a 95 los alumnos para garantizar docencia de calidad

Ante la demanda, el centro selecciona a los estudiantes de Medicina por nota y padrón


A Coruña / La Voz

El Complexo Hospitalario Universitario A Coruña limitará a 95 las plazas para los estudiantes de Medicina que el 5 de septiembre iniciarán sexto curso en el centro. El cupo, inicialmente de 80, se ha ampliado a petición de la propia Facultad de Santiago, que solicitó colaboración a los hospitales de Vigo y A Coruña ante el elevado número de alumnos que afrontan el curso próximo la recta final de los estudios de grado. La selección del alumnado se realizará en Compostela atendiendo al expediente académico y también al padrón, ya que se trata de que el acceso al último curso, eminentemente práctico, no suponga, en la medida de lo posible, desembolsos a mayores a las familias para costear la vivienda.

En la ciudad olívica, el Álvaro Cunqueiro admitirá a 102 alumnos, pero los responsables del complejo herculino han decidido restringir la admisión a 95 «porque entendimos que un número mayor podía influir en la calidad de las prácticas», explicó el doctor Juan Carlos Vázquez Barro, coordinador de los estudiantes de Medicina.

Valora el responsable de los MIR-0, como ya los llaman en el hospital, que en la demanda de solicitudes ha influido el «boca a boca» entre los propios universitarios, que han manifestado su satisfacción con la docencia de grado en el Chuac a través de las encuestas que han realizado a la promoción, la primera del nuevo plan, que se despidió el pasado abril. Además, los propios estudiantes realizaron un vídeo para «vender» las bondades del sistema de formación del complejo coruñés, que se divulgó en una jornada en Santiago y también a través de Internet.

De una u otra forma, la limitación de plazas persigue «mantener el nivel», señala Vázquez Barro. El listón parece alto, ya que en la encuesta realizada entre los 82 alumnos de Medicina del último curso, en la que se les preguntaba sobre aspectos como el nivel de conocimientos adquiridos o la integración en los equipos, la mayoría de los servicios obtuvieron una puntuación de sobresaliente y ninguno bajó de 7,5 sobre 10.

Siete puntos de diez dependen de lo que hagan en el hospital

La importancia de último curso de Medicina en los estudios de grado radica en su carácter eminentemente práctico. Los estudiantes no solo participan, siempre tutorizados, de la vida diaria del hospital, sino que han de superar pruebas de clínica médico-quirúrgica, psiquiatría, ginecología, pediatría y realizar rotaciones por servicios centrales, como radiodiagnóstico, análisis, anatomía patológica y urgencias, así como por medicina de familia.

Una vez completado el último curso, los docentes del hospital se ocupan de evaluar su capacitación, hasta un máximo de 7 de los 10 puntos posibles. Los otros 3 dependen de un examen global para todos los alumnos de Galicia en Santiago. A mayores, han de superar el ECOE (Examen de Competencias Objetivo y Estructurado), una prueba en la que se enfrentan, a través de simulaciones, a casos clínicos habituales para explorar, valorar, diagnosticar y pautar tratamiento en situaciones, a menudo, de riesgo vital.

«Nos comentaron de chicos que tenían idea de empadronarse aquí para poder optar»

La fama divulgada de la atención que se presta a los alumnos que eligen A Coruña para completar el último curso de los estudios de Medicina en el Chuac se pulsó ya en la jornada celebrada en Santiago para informar a los alumnos de quinto. «Allí ya muchos nos dijeron que querían venir a nuestro hospital aunque eran de fuera y nos comentaron de algunos que tenían idea de empadronarse aquí para poder optar a una plaza», señaló Vázquez Barro.

Los que finalmente resulten asignados al complejo coruñés, primando en igualdad de condiciones los mejores expedientes, contarán con un cuadro docente formado por 20 profesores asociados de la Universidade de Santiago y otros 15 de la Universidade da Coruña, además de un número mucho más amplio de docentes colaboradores, en los que se integran «prácticamente todo el staff -recalca el coordinador de los estudiantes- porque todo el hospital está implicado en la formación de grado».

Novedades

Para los nuevos 95 alumnos, el equipo ya prepara novedades para el curso que empezará en septiembre, como la integración de prácticas dentro del Centro Tecnolóxico de Formación, dotado con simuladores y quirófanos experimentales. Además, el grupo docente trabaja también en la reorientación de algunos seminarios para dar respuesta a las peticiones recogidas en las encuestas de satisfacción realizadas a la primera promoción de grado, donde señalaron su interés en que los contenidos se dirijan a la preparación del examen MIR para las especialidades.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

El Chuac limita a 95 los alumnos para garantizar docencia de calidad