¿Un café por 60 céntimos? Sí, todavía es posible

El bar Más K?Tapas podría ser el que sirve el café más barato, y otros como El Feudo o la UDC lo cobran por debajo de un euro


A CORUÑA / LA VOZ

La entrada en circulación del euro marcó un antes y un después para los precios del café. El que antes valía alrededor de 100 pesetas, hoy alcanza e incluso supera el coste de un euro. Pero no es imposible encontrar lugares en A Coruña donde poder tomar un café barato.

Hace solo seis meses abrió el bar Más K'Tapas en la calle Florida, donde se puede tomar un café por tan solo 60 céntimos de euro. «Por la situación actual, buscábamos poder dar a la gente una oferta muy asequible y que pudiesen desayunar casi como en su casa», explica Ana Isabel González, la encargada del negocio. Consciente de que el coste es casi la mitad de lo que se cobra habitualmente, cuenta que «la idea era volver a cuando había pesetas».

Barato, pero de calidad

Para aquellos que duden de la calidad de un café tan rebajado, asegura que trabajan «con Veracruz, de primerísima calidad» y que aunque «evidentemente, se gana menos», el objetivo es «que la gente venga» y espera que «con el tiempo, se consiga».

Pero hay más lugares donde poder tomar un café por menos de un euro. El Feudo, en la calle Panaderas, lo sirve por 90 céntimos, aunque su responsable, Jesús, más conocido como Pinu, afirma que no siempre ha sido así. «Lo desinflamos hace más de un mes. Antes lo teníamos a 1,10 euros».

Justifica la bajada de precio como un intento de «potenciar un poco más la zona», ya que en estos momentos hay «solamente dos cafeterías de cuatro que había hace poco». Funciona, en parte, gracias a «la pizarra de fuera, que mucha gente ve y se anima». Pinu también defiende la calidad de su producto, ya que trabaja «con Siboney 100 % arábica», y añade que a «muchos clientes se les ofrece una magdalena o un trozo de bizcocho casero».

Entre los privilegiados que toman café a diario por un módico precio está la comunidad universitaria. En la UDC el café, también Siboney, vale «85 céntimos en barra y 95 en mesa», cuenta Mayte Prego, quien lleva la concesión reguladora. «Llevo casi 8 años aquí y el precio sigue igual», explica, aunque asegura que «lo paga caro», pero que los precios «hay que respetarlos».

El café con leche es el rey

Además de precios asequibles, ¿cómo prefieren los coruñeses el café? La respuesta a esa pregunta la tiene Nacho Gómez, responsable de varios coffee shops de Siboney en la ciudad que le sirven de «campo de pruebas» sobre hábitos de consumo.

«El 82 % de los cafés que se venden son con leche», asegura, mientras que «el 18 % restante se divide en solos, cortados y con leche dobles, los del desayuno». La conclusión para él es clara: «El café con leche es un ritual en A Coruña, donde además se queda mucho para tomar un café», observa, «mientras que en ciudades como Vigo, por ejemplo, el consumo es menor».

La curiosidad de los últimos años es la demanda de nuevas «variedades», como el tipo de leche, «fresca, desnatada, sin lactosa, de soja y ahora también la de avena», o el endulzante, «sacarina, azúcar moreno o stevia», además de comandas estacionales, como «el solo con hielo, que aumenta mucho en verano».

Votación
3 votos
Comentarios

¿Un café por 60 céntimos? Sí, todavía es posible