La calle Marola será este verano la primera peatonal de Monte Alto

El Ayuntamiento invertirá 195.000 euros en el primer tramo de un eje más amplio


A Coruña / la voz

La calle Marola será la primera vía del eje que une la ronda de Monte Alto con la plaza de España que será peatonalizada. Fuentes del gobierno local indican que las actuaciones para eliminar el tráfico en esa vía se acometerán de modo inminente, y aclaran que el cambio se hará antes de que acabe el verano, fijando ese horizonte como límite.

Los trabajos costarán 195.000 euros, una cantidad modesta pero que será una de la mayores del departamento de Rexeneración Urbana para obras que se ejecuten durante el actual ejercicio. Será la primera peatonal del barrio. La más cercana vetada al tráfico es Atocha Baja, cerca de la calle San Juan.

El barrio de Monte Alto tiene una gran carencia de espacios peatonales, especialmente si se compara con la zona de la Pescadería, donde sí abundan las vías reservadas para los caminantes.

La Marola, con 218 metros de longitud, formaría parte del eje anunciado en su día por el alcalde, Xulio Ferreiro, que vertebra el barrio discurriendo por un tramo de la calle de la Torre, por la avenida de Hércules, por Vereda del Polvorín y finalmente, tras un pequeño tramo por Santo Tomás, llegaría a la Marola y desembocaría en la ronda de Monte Alto.

La idea pasa por retirar plazas de aparcamiento actualmente existentes en uno de los márgenes de la calle de la Torre y aumentar el número de sitios reservados para los automóviles en la ronda de Monte Alto. No se ha especificado si en ese eje, que alcanzaría un kilómetro de longitud, será de uso exclusivo para los peatones o el espacio lo compartirán los coches, ya que redistribuir los flujos de tráfico por un barrio formado por calles estrechas y saturadas de vehículos no resulta tarea fácil.

Si finalmente se ejecuta en todo su recorrido ese proyecto, la longitud de vías peatonales en la ciudad subirá en torno al 10 %. Hoy hay 10,2 kilómetros de ese tipo de calles, incluyendo en el listado no solo a las vetadas totalmente al tráfico, sino también a las de prioridad peatonal. La última incorporación fue la Marina y el Parrote, que con una línea ininterrumpida de 850 metros supone el tramo más largo para los caminantes de los que se ganaron a los coches en la ciudad.

Reforma de la plaza

Por otra parte, en la zona se creó cierta polémica con la anulación, por el gobierno local de la Marea, de la obra de reforma del mercado y la plaza que había dejado en trámite el PP. Eran cerca de 800.000 euros que finalmente no se ejecutaron.

Desde el gobierno no ponen fechas, pero explican que «a medio prazo» será una de las actuaciones más relevantes de las que se llevarán a cabo en la zona en el actual mandato.

La Ciudad Vieja sigue pendiente y se harán obras de mejora en el Agra del Orzán

En los asuntos pendientes en material de peatonalización de calles, la Ciudad Vieja es la que más destaca, porque después de que se llevara a cabo la primera fase del proyecto, con la prohibición para estacionar a los no residentes, faltaba ejecutar la segunda, la eliminación de todo tráfico -salvo los de residentes, emergencias y carga y descarga-, sin embargo, ese paso todavía no se ha dado y sigue sin una fecha marcada en el calendario. Lo que se sabe es que este año no se llevará a cabo, aunque la idea del gobierno local podría pasar por llevar a cabo esos cambios durante el próximo ejercicio.

De hecho, el volumen de tráfico allí, tras la limitación del estacionamiento, ya es mínimo, por lo que los conductores afectados serían un número reducido, nada que ver con la actuación de la Marina y el Parrote.

Meira y Páramo

El gobierno local sí tiene previsto hacer obras de mejora en vías en las calles Meira y Páramo, en el Agra del Orzán. No serán de peatonalización pero sí de mejora de la movilidad para los vecinos.

En esas vías no hay aceras suficientes, por ejemplo, para que pueda pasar un coche de bebé. Tienen que hacerlo por el asfalto. Desde María Pita indican que invertirán 140.000 euros en la primera de ellas y otros 242.000 euros en la segunda para dotarlas de una «calzada peonil» de 1,5 metros de ancho. Además, cuentan, se pondrá arbolado donde el ancho lo permite. También está previsto invertir otros 150.000 euros en la calle Villa Negreira para mejorar el pavimento, deteriorado, de esa vía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La calle Marola será este verano la primera peatonal de Monte Alto