Los robos en pisos se multiplicaron por tres durante el primer trimestre

Los ladrones asaltaron una media de una vivienda cada día en la ciudad


A Coruña / la voz

El 2014 fue un año marcado por la oleada de robos en viviendas que recorrió la ciudad. La situación se fue aliviando durante el pasado ejercicio gracias a la intervención policial y la desarticulación de varias bandas. Sin embargo, el 2016 arrancó con datos nuevamente alarmantes. En la ciudad se cometieron, según los datos oficiales del Ministerio del Interior, 87 robos con fuerza en domicilios entre enero y marzo de este año. Supone un 148,6 % más que en el mismo período del año anterior, cuando la cuenta se quedaba en 35.

En ese tipo de delitos A Coruña es, con diferencia, la ciudad en la que más incremento hubo en toda Galicia. En Santiago bajaron un 43 %, en Vigo, Pontevedra, Lugo y Ferrol se quedaron más o menos igual y tan solo aumentaron en Ourense, un 39 %, muy por debajo de las cifras coruñesas.

En año 2014, el peor al menos desde que hay registros, se cerró con 402 robos con fuerza. Entonces en el primer trimestre fueron 82 los cometidos, cinco menos que de enero a marzo del actual ejercicio. La cifra es significativa si se compara con los totales del 2015, por ejemplo. En todo el año fueron 174 los robos en pisos. En solo tres meses del 2016 van casi la mitad, y eso que todavía falta por sumar la campaña de verano. Es durante esos meses de vacaciones cuando las cifras tienden a crecer de modo más significativo.

La entrada en viviendas no es el único tipo de delito que aumentó en la ciudad con respecto al pasado ejercicio. También se incrementó la sustracción de vehículos. Los cacos se llevaron 38, frente a los 26 del mismo período del ejercicio anterior.

Solo Vigo, entre todas las ciudades gallegas, registró un comportamiento similar. En su caso pasaron de 35 a 54 los coches sustraídos. También en Lugo subió, pero en su caso las cifras no son significativas: fueron seis coches.

Menos drogas

A Coruña también tuvo un mal comportamiento en el arranque de año, de nuevo según las cifras oficiales, en los robos con violencia e intimidación. Mientras en resto de las ciudades gallegas se mantenían las cifras igual que en el 2015 e incluso bajaban -en Vigo lo hicieron un 15 %-, en la ciudad subían de 40 a 62, casi un 55 %. Solo hubo un caso de peor evolución, el de Ferrol, que pasó de cuatro delitos a doce, aunque las cifras son demasiado pequeñas para marcar tendencias.

Por otra parte, también hubo tipologías penales en los que las cifras se comportaron de modo contrario. Así, hubo menos denuncias por hurtos, que descienden un 1,6 % hasta las 889, y también por daños, que baja un 3,2 %. También el tráfico de drogas bajó: de diez de denuncias pasó a ocho. En el total de delitos y faltas la ciudad registró entre enero y marzo del actual ejercicio 2.182, en la misma línea que otros años. El 2015 se cerró, por ejemplo, con 6.765.

Condenados a penas menores los integrantes de una banda que operó hace una década

Las dilaciones indebidas fueron uno de los atenuantes en un proceso judicial que acabó con una banda de atracadores siendo condenados a penas menores por una docena de delitos.

El juicio a los 20 integrantes de la banda, que durante el 2005 robó en pisos de A Coruña dinero y joyas, y se llevó motos y quads de varios garajes del área metropolitana, se celebró el pasado día 26 de abril y la sentencia se conoció recientemente. Aunque la implicación de cada uno de los acusados era distinta, todos ellos participaron en la comisión de delitos. Alguno hasta en diez y alguno en uno solo.

Todas las condenas son inferiores a los dos años de cárcel salvo en un caso, que fue condenado a 18 meses por robos con fuerza y otros seis por hurtos. La mayoría de los acusados carecen de antecedentes penales, por lo que eludirán la prisión.

Eso sí, todos ellos están condenados a indemnizar a las víctimas de sus acciones. La cantidad total que deberán resarcir asciende a 72.274 euros por los más de 60 delitos que se les imputan.

Mafias del Este

En A Coruña los asaltos a viviendas suelen estar vinculados a la actuación de bandas organizadas. Durante el 2014 la Policía Nacional atribuyó a organizaciones itinerantes del este de Europa una buena parte de aquellos asaltos, que se convirtieron en una oleada y se llevaron a cabo en casi todos los barrios de la ciudad.

La situación se normalizó con las detenciones realizadas en el 2015, pero los datos del primer trimestre del año hacen pensar en un rebrote del problema.

Votación
2 votos
Comentarios

Los robos en pisos se multiplicaron por tres durante el primer trimestre