«Bambi», salvado por un veterinario coruñés

Un cazador furtivo hirió gravemente, en mayo de 1991, a una corza en la sierra de A Capelada

El veterinario, atendiendo al corzo en el quirófano
El veterinario, atendiendo al corzo en el quirófano

Un cazador furtivo y su perro se habían cruzado salvajemente en la vida de una corza que campaba por la sierra de A Capelada. La pobre hembra, de unos cuatro años y preñada, no había tenido oportunidad de huir. Las mordeduras del can le habían causado numerosas heridas, una de ellas, en la tráquea, especialmente grave. También tenía una fractura en la mandíbula, posiblemente debido a un culazato propinado por el hombre con su escopeta.

Aunque la suerte no se le había acabado del todo al cérvido. Poco después una brigada del Seprona lo localizaba y lo trasladaba a la clínica veterinaria Panda, en A Coruña, donde sería intervenido quirúrgicamente de sus graves lesiones, y después, al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Santa Cruz, para que pudiera restablecerse.

Al que sí se le terminaría la fortuna por aquel día sería al furtivo, localizado por la Guardia Civil en Cariño horas más tarde. Y detenido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Bambi», salvado por un veterinario coruñés